Última hora
This content is not available in your region

Tolerancia cero en Italia, España y Francia con los infractores al confinamiento por el coronavirus

Tolerancia cero en Italia, España y Francia con los infractores al confinamiento por el coronavirus
Derechos de autor  Joan Mateu/Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

¡Quédate en casa, por favor!

Es la orden que han dado los gobiernos de los países europeos que han decretado el estado de alarma, para frenar la propagación del virus. Sin embargo, muchos italianos, españoles y franceses afrontan las medidas de confinamiento entre la incredulidad y el escepticismo.

Mientras que Italia y Francia exigen autocompletar un documento, un justificante a las personas que excepcionalmente tienen que salir de su domicilio, España no. Una circunstancia que propicia el incumplimiento de las restricciones impuestas a la movilidad, especialmente aprovechando del fin de semana.

Las fuerzas de seguridad españolas han establecido patrullas específicas en las entradas y salidas de las grandes ciudades, como Madrid o Barcelona, para evitar los desplazamientos a las segundas residencias.

No quieren que ocurra como el fin de semana anterior cuando miles de madrileños y barceloneses confundieron el confinamiento "con unas vacaciones" y se desplazaron hasta sus apartamentos en el Mediterráneo. La Región de Murcia tuvo que decretar el confinamiento de 376.000 habitantes de siete poblaciones del litoral a las que llegaron muchas personas procedentes de Madrid, según informó el Gobierno regional.

El director adjunto operativo de la Policía Nacional, José Ángel González Jiménez, ha alertado de la tendencia al alza de estos comportamientos que han provocado la detención de 55 personas, en las últimas horas. González Jiménez ha explicado gráficamente cómo un helicóptero policial detectó una fiesta ilegal de jóvenes "en un lugar inhóspito de Madrid" y ha dicho que habrá "tolerancia cero" con los infractores.

El pasado lunes un hombre fue advertido tras ser sorprendido en la calle paseando a un perro de juguete en la ciudad de Palencia. Las playas y los parques, cerradas al público por la emergencia, son otros de los lugares frecuentados por quienes incumplen el confinamiento. Tenemos vigilancia "por tierra, mar y aire", ha añadido el responsable policial.

En España, el incumplimiento de las restricciones establecidas en el decreto del estado de alarma prevé multas que pueden alcanzar hasta un máximo de 600.000 euros y un año de cárcel, en función de su gravedad.

  • Multas de entre 30.001 y 600.000 euros para las infracciones muy graves para las conductas que pongan en grave riesgo la salud de la población.
  • Multas de entre 1.501 y 30.000 euros para las infracciones graves caso, por ejemplo, de negarse a identificarse ante las fuerzas de seguridad.
  • Multas de hasta 1.500 euros para las infracciones consideradas leves.

En Francia, el Ministerio del Interior obliga a cualquier persona que salga a la calle a llevar un justificante que se descarga directamente de su página web. Un documento que el interesado debe rellenar y mostrar a requerimiento de las fuerzas de seguridad.

Con carácter general se autorizan:

  • Los desplazamientos entre el domicilio y el trabajo, indispensables para el ejercicio de las actividades que no puedan organizarse mediante el teletrabajo (con un justificante permanente) o los desplazamientos profesionales que no puedan aplazarse.
  • Salidas para comprar productos de primera necesidad.
  • Desplazamientos por motivos de salud.
  • Desplazamientos por razones familiares de fuerza mayor, para la asistencia a personas vulnerables o cuidado de los menores.
  • Salidas breves junto al domicilio para la actividad física individual de las personas y las necesidades de los animales de compañía. Se excluye toda práctica deportiva en grupo.

Aunque en primera instancia se estableció una multa general de 38 euros, los reiterados incumplimientos elevaron la sanción hasta los 135 euros por cada infracción con un máximo de 375 euros en caso de reincidencia y/o impago.

En Italia, el sistema es similar al francés con un documento que se descarga desde la página web del Ministerio del Interior. Sin embargo, el elevado número de violaciones del confinamiento en los primeros cinco días de su aplicación con 665.480 personas controladas y 27.500 denuncias, han llevado al Gobierno italiano a incluir la declaración expresa de no haber contraído el coronavirus ni estar sometido a la cuarentena domiciliaria.

La violación en Italia de la cuarentena por parte de una persona contagiada conlleva penas de hasta 12 años de cárcel por "concurso culposo en epidemia". Las infracciones menos graves suponen una multa de 206 euros y hasta tres meses de arresto.

Las autoridades insisten ¡quédate en casa, por favor!