Última hora
This content is not available in your region

La ONU solicita un fondo de 2.000 millones para los más débiles ante el COVID-19

euronews_icons_loading
La ONU solicita un fondo de 2.000 millones para los más débiles ante el COVID-19
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La ONU solicita 2.000 millones de dólares para hacer frente a la pandemia del COVID-19 en países vulnerables.

Un plan que es imprescindible para la seguridad sanitaria mundial, como ha declarado el secretario general de la ONU, António Guterres, entrevistado por euronews.

"Una economía de guerra."

" La acción que se tiene que llevar a cabo debe desarollarse de forma coordinada para suprimir el virus y asegurarse de que la gente y los empresarios, que deben sobrevivir, sean realmente ayudados gracias a una movilización masiva y a los fondos que esta situación requiere. Estamos viviendo una situación de guerra contra el virus, debemos establecer una economía de guerra." explicó el responsable de la Organización de Naciones Unidas.

Entre los países a los que la ONU pretende asistir con esta iniciativa figuran Venezuela y Colombia y otros países de la región que han recibido grandes números de venezolanos, escenarios de guerras como Yemen, Siria y Libia, de largos conflictos como Afganistán o Palestina y numerosas naciones del África Subsahariana.

Atender a los grupos de especial riesgo

La estrategia de la ONU busca contener el avance de la pandemia, evitar el deterioro en las zonas vulnerables y proteger a refugiados y desplazados, un grupo en especial riesgo.

La estrategia de la ONU, que será implementada por sus agencias con la colaboración de organizaciones no gubernamentales, pretende distribuir equipos de laboratorio para poder efectuar pruebas del virus y material médico para tratar a los enfermos e instalar puestos para lavarse las manos en campamentos de refugiados y desplazados.

Además, incluye la puesta en marcha campañas de información para que la población sepa cómo protegerse y el establecimiento de puentes aéreos en África, Asia y América Latina para mover trabajadores y suministros humanitarios a los puntos más necesitados.

"Hemos pedido un plan para interactuar entre las diferentes agencias, para dar una respuesta humanitaria precisa al COVID-19 en situaciones, de por si, de gran presión humanitaria , en areas de conflicto, en Estados débiles, en campos de refugiados... para tener capacidad de cubrir las necesidades del personal sanitario que está trabajando en unas condiciones terribles. Es un plan global ... un llamiento mundial para aportar dos mil millones dólares de fondos para responder a la situación en los países más vulnerables del mundo", resaltó Guterres.

Guterres destacó que los 2.000 millones de dólares que pide la ONU no son más que "una gota en el océano" en comparación con los esfuerzos financieros mucho mayores que los países con más recursos están llevando cabo, poniendo como ejemplo el plan aprobado en las últimas horas por el legislativo de Estados Unidos, que asciende a 2 billones de dólares sólo para ese país.