Última hora
This content is not available in your region

Estados Unidos acusa a Nicolás Maduro de narcotráfico y ofrece recompensa por su captura

euronews_icons_loading
Nicolás Maduro
Nicolás Maduro   -   Derechos de autor  AP / Matias Delacroix
Tamaño de texto Aa Aa

La Fiscalía de EE.UU. anunció este jueves la acusación contra Maduro y otras 14 figuras del chavismo, así como contra dos disidentes de la antigua guerrilla colombiana de las FARC por narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo.

Para llevarlos ante la Justicia, el Gobierno estadounidense anunció además 15 millones de dólares por cualquier información que lleve al arresto de Maduro.

Según la Fiscalía estadounidense, Venezuela sería el mayor punto de despegue del mercado de la droga de la región.

A través de Twitter, Maduro condenó los cargos. Acusó a Estados Unidos y a Colombia de llenar de violencia el territorio venezolano y aseguró que en esta nueva escalada de las tensiones no sería derrotado.

Otros acusados, a los que se señala como miembros del llamado "Cártel de los Soles", son el diputado Diosdado Cabello, el vicepresidente económico Tareck El Aissami, el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, el exgeneral venezolano Hugo Carvajal y el exjefe militar Cliver Alcalá Cordones.

Por Cabello, El Aissami, Carvajal y Alcalá Cordones el Gobierno estadounidense ofreció unos 10 millones de dólares de recompensa.

Los fiscales de Florida y Nueva York, donde se presentaron los cargos, aseguran que durante los últimos 20 años, desde que el difunto presidente Hugo Chávez asumiera el poder en 1999, el Ejecutivo venezolano ha estado conspirando con las FARC para ingresar en territorio estadounidense toneladas de cocaína.

"El anuncio de hoy se centra en la erradicación de la extensa corrupción dentro del gobierno venezolano, un sistema construido y controlado para enriquecer a los más altos niveles del gobierno. Los Estados Unidos no permitirán que estos funcionarios venezolanos corruptos utilicen el sistema bancario de los Estados Unidos para trasladar sus ganancias ilícitas desde América del Sur ni fomentar sus planes delictivos", dijo el fiscal general de Estados Unidos William Barr.