Última hora
This content is not available in your region

París se convierte en el foco del coronavirus en Francia

euronews_icons_loading
París se convierte en el foco del coronavirus en Francia
Derechos de autor  Francois Mori/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Con más de 7.000 casos confirmados por coronavirus, París se convierte en el foco de la enfermedad en Francia y los médicos temen un colapso de los hospitales.

París y sus suburbios representan ahora el mayor número de pacientes infectados por coronavirus en Francia. Según la Agencia de Salud del país, más de 7.000 casos confirmados se han registrado allí hasta el jueves.

Los hospitales públicos están bajo presión, y los médicos advierten que la capital francesa probablemente se enfrente a una emergencia de salud pública sin precedentes.

Encarando su segunda semana de confinamiento, los franceses, se resignan y finalmente siguen las instrucciones de quedarse en casa. Ahora están en aislamiento junto con un tercio de la población mundial. Las autoridades esperan que estas restricciones pronto den sus frutos.

Anelise Borges, corresponsal de Euronews analiza la situación: "Las calles de París se encuentran vacías. Los residentes están siguiendo las estrictas reglas de confinamiento impuestas por las autoridades. Pero a pesar del esfuerzo colectivo, la capital francesa y sus suburbios acaban de convertirse en el nuevo foco de la pandemia aquí en Francia".

En los últimos días, alrededor de un tercio de los nuevos casos de coronavirus, se han registrado aquí. Según aseguran los médicos, en las próximas semanas, esto podría tener un impacto significativo en los hospitales de la región.

"Lo peor será cuando la unidad de cuidados intensivos esté saturada y no podremos ofrecer a cada paciente enfermo los medios que en otras condiciones podríamos proporcionar", asegura Philippe Juvin, jefe de Urgencias del Hospital Europeo Georges-Pompidou.

"Durante varios días hemos tenido un aumento significativo en el número de personas que llegan a urgencias - incluyendo los casos graves, la mitad de ellos son hospitalizados. En un día normal, en la sala de emergencias, tendemos a ingresar el 15% de los pacientes, en estos días estamos ingresando el 50% - lo que demuestra lo enfermos que están. Hay algunos que necesitan cuidados intensivos. El número aumenta cada día", añade.

"Si el número de pacientes sigue aumentando, tendremos serias dificultades en nuestra unidad de cuidados intensivos - nos faltarán personas, camas y ventiladores".

En este momento, el buen funcionamiento del sistema sanitario es imprescindible para contener la pandemia. Así que el país no puede permitirse tener los hospitales desbordados.

En Francia, las autoridades dicen que esta es una crisis a largo plazo, la pregunta que está sobre la mesa ahora es cuánto tiempo queda hasta que los hospitales públicos lleguen a su límite.