Última hora
This content is not available in your region

Rumanía trata de reaccionar ante el coronavirus tras el caos sanitario de los últimos días

euronews_icons_loading
Rumanía trata de reaccionar ante el coronavirus tras el caos sanitario de los últimos días
Derechos de autor  EVN
Tamaño de texto Aa Aa

Muchos países baten estos días sus propios récords a la hora de levantar hospitales improvisados con los que hacer frente al coronavirus. En Rumanía, cerca de Bucarest, el ejército ha construído uno en tan solo ocho días. Un nuevo centro hospitalario con el que tratar de aliviar a una sanidad desbordada a causa del COVID-19.

Y es que estos días cunde el desánimo entre el personal sanitario de este país tras la clausura temporal de varios centros tras registrarse casos de coronavirus. Una de las unidades médicas más grandes del Condado de Suceava, en el noreste del país, fue recientemente cerrada para su desinfección, y sus pacientes tuvieron que ser trasladados a otros lugares después de que cinco fallecieran por culpa del COVID-19. Otros 83 sanitarios dieron positivo. El personal tuvo que esperar durante horas en las mismas habitaciones de los infectados para hacerse los test.

Lee: Cierran varios hospitales en Rumanía infectados de coronavirus

El el nuevo centro levantado en Bucarest se tratan de momento 100 de los cerca de 2000 casos que hay confirmados en todo el país, donde arrecian las críticas por la falta de equipos y preparación, especialmente en el oeste. El presidente Klaus Iohannis, de visita en el nuevo hospital, prometía soluciones: "Cuando esta crisis termine, evaluaremos seriamente todos los hospitales de Rumanía y tomaremos todas las medidas necesarias para que todos los centros estén equipados con el equipo médico adecuado".

Por lo pronto, lo sucedido ha causado la dimisión del ministro de Sanidad Victor Costache, que presentaba su cargo el pasado jueves tras múltiples críticas contra su gestión, especialmente en lo relativo a la falta de pruebas diagnósticas.

Mientras, miles de voluntarios reparten alimentos y artículos de primera necesidad a las miles de personas sin parientes o aisladas, la más vulnerables de esta crisis. Rumanía cuenta por el momento con 43 fallecidos a causa del virus.