Última hora
This content is not available in your region

Los italianos tendrán que quedarse en casa hasta mediados de abril

euronews_icons_loading
Los italianos tendrán que quedarse en casa hasta mediados de abril
Derechos de autor  Cecilia Fabiano/LaPresse
Tamaño de texto Aa Aa

Italia prolonga el confinamiento hasta mediados de abril. Con 727 muertes en apenas veinticuatro horas, ya son más de 13000 los fallecidos en el país. La cifra del miércoles es más baja con respecto a la de anteriores días. La situación tiende a estabilizarse pero el Gobierno no descarta alargar los plazos establecidos.

"Tan pronto como los datos se consoliden, cuando la junta de expertos nos lo permita, comenzaremos a planificar una flexibilización en las medidas adoptadas. No puedo decirles, sin embargo, que esto se producirá el próximo 14 de abril porque aún no podemos saberlo", declara Giuseppe Conte, primer ministro de Italia.

España, con más de 9000 fallecidos, es el segundo país europeo más afectado por la pandemia. Un equipo de 30 investigadores veterinarios de la Universidad de Madrid analiza las pruebas de coronavirus para el Ministerio de Sanidad español. Personal de enfermería toma muestras y las envía al laboratorio para que realicen el diagnóstico.

Mientras tanto, los franceses están inmersos en su tercera semana de confinamiento. El miércoles las autoridades registraron 509 fallecidos; el mayor número de muertes en un día, en los hospitales, hasta el momento. El Gobierno ha anunciado que las restricciones se levantarán de forma gradual.

"Hemos pedido a varios equipos que trabajen en este tema del levantamiento del confinamiento, que busquen la conveniencia de realizarlo. Que busquen la viabilidad de un final de manera gradual que sería regionalizado. O de un final que estaría sujeto a una política de pruebas y, si es así, cuál sería. O, ¿quién sabe? Que busquen uno que estaría, tal vez, basado en grupos de edad", afirma Édouard Philippe, primer ministro de Francia.

Mientras la Real Fuerza Aérea del Reino Unido prueba su equipamiento, diseñado para ayudar a transportar a los pacientes, las autoridades británicas informaron de la muerte de más de 500 personas el miércoles; el mayor número de fallecidos en un sólo día, desde el comienzo de la crisis del coronavirus. El aparcamiento de una empresa dedicada a la venta de muebles, en Londres, se ha convertido en un centro médico del Servicio Nacional de Salud. El Gobierno trabaja en la creación de otros centros de este tipo.