Última hora
This content is not available in your region

Batalla desleal en la 'guerra' por conseguir mascarillas

euronews_icons_loading
Batalla desleal en la 'guerra' por conseguir mascarillas
Derechos de autor  Jim Davis/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Los suministros médicos disminuyen en todo el mundo debido a la crisis de salud provocada por el coronavirus. Las mascarillas se han convertido en un bien preciado y los países luchan por conseguirlas. Una región francesa fue objeto de la dura competencia por hacerse con material sanitario.

"Una región se encontró con que una potencia extranjera triplicó la oferta para arrebatarle la carga que estaba a punto de embarcar en un avión", declara Renaud Muselier, presidente de la región de Provenza-Alpes-Costa Azul.

Según el político francés Renaud Muselier, fueron los estadounidenses los que pagaron tres veces más y en metálico para hacerse con el material médico. La región de Isla de Francia también fue víctima de un percance similar.

"Tuvimos varios problemas con el pedido. Intentamos comprar un lote que se vendió, tres veces más caro, a los estadounidenses", afirma Valérie Pécresse, presidenta de la región de Isla de Francia.

En su cuenta de Twitter ha explicado que su segundo pedido de máscaras ha llegado y serán distribuidos a personal sanitario, farmacéutico, a los asilos de ancianos, asociaciones humanitarias y ayuntamientos que "les hacen falta cruelmente".

Decenas de países tratan de comprar mascarillas y se incrementan las ofertas para lograrlas. Los envíos de mascarillas fabricadas en Turquía para Bélgica e Italia sufrieron contratiempos.

Italia las recibió dos semanas después de que el primer ministro, Giuseppe Conte, llamara al presidente turco, Recep Tayyip Erdoğan. En Bélgica, esperaban la entrega de los suministros; el Ministerio de Salud del país denunció los hechos.

Francia confiscó un pedido de mascarillas con destino a España. Las autoridades francesas custiodian estos cargamentos con fuertes medidas de seguridad y se almacenan en lugares secretos.

Alemania asegura que uno de sus pedidos ha sido "confiscado" en Bangkok.

El pedido de 200.000 máscaras de protección contra el Covid-19 para la policía de Berlín habría sido "confiscada" en Bangkok, según han declarado las autoridades de Berlín, sospechando la intervención de EE.UU.

El pedido de las máscaras del tipo FFP2 "de un fabricante estadounidense" ya había sido pagado pero fue incautado en el aeropuerto de la capital tailandesa, según dijo la ciudad-estado de Berlín en un comunicado.

Berlín no menciona el origen de estas máscaras, pero según varios periódicos alemanes, fueron producidas en China por la empresa americana 3M.

"Tal y como están las cosas, asumimos que esto está relacionado con la prohibición del gobierno de los EE.UU. de exportar máscaras", añadieron las autoridades de Berlín.

"Consideramos que esto es un acto de piratería moderna", denunció con firmeza el Senador del Interior del Estado de la Ciudad de Berlín, Andreas Geisel, citado en la declaración.

El jueves, los Estados Unidos dijeron que nunca habían comprado máscaras de China destinadas a Francia, tras las acusaciones.

"El gobierno de EE.UU. no ha comprado ninguna máscara que fuera a ser entregada por China a Francia", dijo un alto funcionario de la administración de EE.UU. a la agencia AFP.

"La información de lo contrario es completamente falsa", añadió el funcionario a condición de mantener el anonimato.

Canadá también expresó su preocupación sobre este tipo de prácticas.