Última hora
This content is not available in your region

De fabricar material técnico para coches y aeronáutica a hacer mascarillas

euronews_icons_loading
De fabricar material técnico para coches y aeronáutica a hacer mascarillas
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Una pregunta flota en el ambiente en Francia desde hace meses: ¿Dónde están todas las mascarillas? Las miradas siempre se dirigían a Asia, desde donde se importa una gran cantidad. Pasado un mes de confinamiento, la pregunta es la misma, pero se intenta cambiar la respuesta. En Cessiey, cerca de Lyon, esta empresa que fabricaba material técnico para coches y aeronáutica, entre otros, ha transformado su actividad para producir mascarillas. Son reutilizables y cumplen con los requisitos necesarios en Francia.

"Cada vez que se lava el tejido, lo probamos para asegurarnos de que el filtro aún es eficiente. Cumple con requisitos que permitirían utilizarla en Europa, sé que hay conversaciones con otros países", ha señalado Jean-Marc Sénécot, director de Investigación y Desarrollo en Porcher Industries.

Reto conseguido

Tan solo hace un mes, esta empresa no sabía nada sobre mascarillas. Lo más parecido que producían eran parapentes y materiales para interior de aviones. Para afrontar este nuevo desafío, reorganizaron y actualizaron la cadena de producción.

"Encargamos nuevos equipos, para completar lo que ya teníamos. Empezamos a aprovisionarnos de material que antes no teníamos y algunos empleados tuvieron que aprender nuevas competencias y formas de trabajar. Buscábamos versatilidad y los trabajadores se pusieron manos a la obra y lo aceptaron rápidamente", ha explicado André Genton, director ejecutivo de Porcher Industries.

Un millón de mascarillas por semana

"Como resultado, la producción de mascarillas pasó de 100.000 a un millón a la semana. Y, pronto, la empresa espera poder venderlas a otros mercados europeos", ha detallado Guillaume Petit, periodista de Euronews.

Una producción masiva que beneficia a la compañía y a sus empleados. Un 70% de ellos siguen trabajando y no se han tenido que acoger a ningún formato de desempleo temporal o parcial.

"Es bueno sentir que somos útiles, más que habitualmente, sabiendo que mucha gente está sin trabajo. Además, saber que estamos haciendo mascarillas nos da una mayor motivación", ha contado Virginie Vella, empleada en Porcher Industries.

¿Cambio temporal o transformación de actividad?

En total, siete empresas de Auvernia-Ródano-Alpes trabajan para cumplir con el pedido de nueve millones de mascarillas hecho por la región. El objetivo es abastecer a sus ocho millones de habitantes. Queda por saber si se trata de un cambio temporal de producción o una transformación a largo plazo de las empresas.