Expectación en el Reino Unido ante la hospitalización de Boris Johnson

Expectación en el Reino Unido ante la hospitalización de Boris Johnson
Derechos de autor Andrew Parsons10 Downing Street/AP
Derechos de autor Andrew Parsons10 Downing Street/AP
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Al primer ministro británico se le realizarán pruebas ante la persistencia de la fiebre. Mientras, la reina Isabel II ha pronunciado un discurso para llamar a la resistencia. El Gobierno amenaza con endurecer la cuarentena si los británicos siguen sin cumplir el confinamiento.

PUBLICIDAD

Expectación en el Reino Unido ante la hospitalización del primer ministro Boris Johnson para realizarle más pruebas, al mantener fiebre alta, entre otros síntomas persistentes del COVID-19 que se le diagnosticó hace diez días. Ha permanecido aislado en Downing Street desde entonces.

´Si la enfermedad le obligara a apartarse de sus funciones, estas serían asumidas por el ministro de exteriores Dominic Raab.

"Venceremos", declara Isabel II

La reina Isabel II ha dirigido a sus súbditos un discurso de resiliencia, reconociendo, desde su aislamiento en el castillo de Windsor, el dolor y las dificultades económicas causados por la pandemia.

"Aunque nos hemos enfrentado a desafíos antes, pero este es diferente. Esta vez nos unimos a todas las naciones del planeta en un esfuerzo común, usando los grandes avances científicos y nuestra compasión innata para curar. Venceremos. Y ese triunfo nos pertenecerá a cada uno de nosotros".

Este era el cuarto discurso especial de la monarca en tiempos de crisis.

Ante el poco caso de los británicos, encantados con el buen tiempo, a las medidas de confinamiento, el gobierno ha endurecido el tono. Está prohibido tomar el sol, ha insistido el ministro de sanidad, que ha amenazado con eliminar la actual concesión de poder hacer ejercicio al aire libre durante un máximo de una hora.

Dimisión por pregonar lo que no cumple

Precisamente, el no respetar la cuarentena le ha costado el puesto a la jefa de los servicios sanitarios escoceses, Catherine Calderwood, obligada a dimitir después de que la prensa descubriera que se había marchado en dos ocasiones a disfrutar del fin de semana a su segunda residencia.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El primer ministro británico Boris Johnson abandona la unidad de cuidados intensivos

Las ONG británicas piden socorro al Gobierno ante la falta de ingresos

Reino Unido | Sunak pide disculpas a las familias de las víctimas del Covid-19