Última hora
This content is not available in your region

Uruguay, la tabla de salvación del crucero Greg Mortimer infectado con COVID-19

euronews_icons_loading
Uruguay, la tabla de salvación del crucero Greg Mortimer infectado con COVID-19
Derechos de autor  Matilde Campodonico/2020 The Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

Con la repatriación a Australia de 112 pasajeros del crucero Greg Mortimer, en la madrugada del sábado, Uruguay cerró los corredores humanitarios ya que el país está en emergencia sanitaria desde el 13 de marzo.

Procedente Ushuaia, tras haber sido rechazado por las Islas Malvinas, el buque, con 217 personas a bordo, estaba fondeado frente a Montevideo desde el 27 de marzo. Hubo que desembarcar a ocho personas que fueron hospitalizadas por padecer la COVID-19, dos de ellas permanecen en la UCI. El 5 de abril fueron testados todos los ocupantes de la nave y el resultado fue que la mayoría estaban infectados por lo que la Cancillería de Uruguay insistió en la prohibición de desembarcar y en la necesidad de que el Gobierno australiano fletara un vuelo para la repatriación de los pasajeros.

Finalmente el viernes el Greg Mortimer atracó en un muelle de Montevideo para permitir el desembarco de los pasajeros que iban a ser repatriados. La operación se desarrolló en medio de las más rigurosas medidas de seguridad.

En el muelle estaba el ministro de Exteriores de Urguay, Ernesto Talvi:

"La colaboración con las autoridades australianas fue muy , muy estrecha y de hacho junto conla compañía de cruceros fue la que finalmente despacho el avión médico desde Portugal, fue que pudimos finalmente armar toda esta operación."

Cuatro autobuses, que fueron escoltados por dispositivos de la Armada y del Ministerio del Interior, trasladaron por separado hasta el aeropuerto a los 31 pasajeros que dieron negativo en el test por COVID-19 y a los 27 que ya están contagiados, en cada uno de los tres vehículos restantes.

El Airbus A340 medicalizado fletado por la compañía Aurora Expéditions y el Gobierno de Australia pudo despegar desde aeropuerto de Carrasco en la madrugada del sábado en un vuelo directo a Melbourne.

El resto del pasaje sigue en cuarentena a bordo del Greg Mortimer que seguirá fondeado a hora y media de navegación del puerto de Montevideo.