Última hora
This content is not available in your region

Un cóctel explosivo en Francia entre crisis social y Covid-19

euronews_icons_loading
Un cóctel explosivo en Francia entre crisis social y Covid-19
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En Francia, los suburbios están en llamas con incidentes violentos en las afueras de París y otras ciudades. A pesar de la gravedad, el ministro del Interior Christophe Castaner considera que la situación no es comparable a la del 2005, cuando se declaró el estado de emergencia para hacer frente a la revuelta.

La situación no es comparable a la de 2005

Emboscadas a la policía, una escuela incendiada son algunos ejemplos de la violencia urbana desata desde el pasado sábado.

"Este es el lugar del accidente que desencadenó esta última ola de violencia, nos explica Anelise Borges corresponsal en París. Justo aquí, un motociclista de 30 años se estrelló contra un coche de policia. Los testigos aseguran que la policía abrió deliberadamente la puerta para hacerle daño.

Mientras en el barrio se respira una tensa calma...

Mohsen Troudi insiste en otros incidentes de violencia policíal: "Aquí cerca vive un chico joven que recibió ocho disparos porque se n egó a que la policía le cacheara. Queremos ser iguales, porque eso es lo que resume a Francia: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Pero no sentimos que nos traten igual que a los demás. En los suburbio, especialmente en las zonas difíciles, eres un ciudadano de segunda clase. Aún peor si eres árabe, o negro o musulmán ..."

Aversión a la policía en los suburbios

Las medidas de confinamiento por el Covid-19 han dificultan aún más la situación en los barrios pobres y los bancos de alimentos han tenido que multiplicar el reparto de víveres.

"Lo más difícil es cuando los niños te dicen mamá, quiero esto o esto otro. Y no tienes con qué pagar", dice una mujer de Clichy-sous-Bois.

"A esta crisis sanitaria se le añade la crisis social. Quedarse en casa y no trabajar, aunque sean trabajos informales, agudiza los problemas" explica Olivier Klein, alcalde de Clichy-sous-Bois.

Una llamada de socorro

La tensión económica y social durante el confinamiento se suman a la aversión casi visceral que tienen las pandillas a la policía en Francia, lo que puede llevar a los suburbios al límite.

"Para mí estos disturbios no son solo un motín dice un joven periodista de este barrio . Es un grito, una llamada de socorro al gobierno, al estado, al presidente de la República. Puede que no sea la mejor manera de hacerlo, pero es la única forma para muchos de ser escuchados ".

¿Llegará la calma con el Ramadán?

La guerra contra el virus aquí se ha convertido en guerrilla urbana, ¿Seguirán los incidentes en los suburbios de Francia durante el Ramadán?