Última hora
This content is not available in your region

Centenares de millones de euros de pérdidas por la suspensión de los festivales de verano

euronews_icons_loading
Centenares de millones de euros de pérdidas por la suspensión de los festivales de verano
Derechos de autor  AP Photo/Christian Palma
Tamaño de texto Aa Aa

Todos los grandes eventos programados para este próximo verano en Europa han sido suspendidos o aplazados por el coronavirus.

Ni fiestas, ni festivales, ni conciertos, ni concentraciones multitudinarias.

Ni Sanfermines en España, ni Oktoberfest en Alemania. Tanto los ayuntamientos como los promotores cifran las pérdidas en centenares de millones de euros, como es el caso del Fringe Festival en Edimburgo, una de las citas de referencia de las artes escénicas.

"Hacer un parón en esta edición del Fringe, nos deja un déficit de un millón y medio de libras (1,7 millones de euros) en nuestro presupuesto porque queríamos asegurarnos de devolver el 100% de la inscripción a todos los artistas y compañías. El impacto económico en la ciudad alcanza los 200 millones de libras (228 millones de euros) al año", explica la directora ejecutiva del Fringe Festival, Shona McCharty.

Idéntica situación viven en Portugal los organizadores del Boom Festival que tiene lugar cada año en la localidad de Idanha-a-Nova, en el distrito de Castelo Branco.

"Boom tuvo en su última edición (2018 porque es bianual) un impacto en Portugal de 56 millones de euros, unos dos millones y medio de euros en Idanha-a-Nova y 1,4 millones de euros en el distrito de Castelo Branco. Sabemos ya que posponer el festival tiene un gran impacto sobre la actividad económica de esta región", comenta uno de los organizadores del Boom Festival, Artur Mendes.

Y es que aunque algunos países empiezan a flexibilizar las medidas de confinamiento, estos espectáculos suponen un grave riesgo.

Tampoco el mundo del jazz tendrá su cita anual en la ciudad francesa de Vienne.

"Jazz à Vienne es escencialmente este festival. Tenemos evidentemente una programación de temporada pero el ente público organizador logra el equilibrio presupuestario gracias al festival, y al no celebrarse el festival esto genera mucha inquietud respecto (al propio) festival", afirma el director artístico de Jazz à Vienne, Benjamin Tanguy

El mundo empieza a asumir la llamada nueva normalidad. Estas imágenes, por el momento, formarán parte del pasado.