Última hora
This content is not available in your region

El sector del cine en Italia busca cómo sobrevivir a la pandemia

euronews_icons_loading
El sector del cine en Italia busca cómo sobrevivir a la pandemia
Derechos de autor  AP Photo/Chris Pizzello
Tamaño de texto Aa Aa

Italia entra oficialmente en la fase 2 del desconfinamiento el próximo lunes. Pero el ocio y la cultura deberán esperar. Los cines y los teatros todavía no han recibido fechas para su reapertura.

Las salas de cine han sufrido pérdidas de unos 60 millones de euros. Los empresarios del sector temen por su futuro. Algunos, como el propietario de un multicines en Roma, creen que habrá salas que no podrán volver a abrir. Las pérdidas económicas y el impacto psicológico de las medidas de distanciamiento social tendrán un impacto devastador.

"La mayoría de las empresas no podrán sobrevivir en esta fase. Después, si las medidas impuestas son demasiado estrictas, tendrán un efecto negativo en el público. Están esperando que volvamos a abrir, pero tienen miedo. También las pérdidas económicas causadas por menores ingresos y el hecho de que habrá más gastos obligarán a algunos cines a permanecer cerrados", ha declarado Mariano Pierucci, gerente de Lucisano Media Group.

La reconversión empresarial parece ser el camino a seguir, pero no es algo que esté al alcance de todos.

"Estamos en Velletri, a una hora en coche de Roma. El propietario de este cine ha encontrado una solución para evitar estar cerrado demasiado tiempo. En julio trasladará a los clientes al exterior, ofreciéndoles la oportunidad de ver películas desde sus coches, convirtiendo este cine en un autocine", ha explicado Giorgia Orlandi, corresponsal de Euronews en Roma.

El autocine de Davide será el primero en Italia, aunque no ganará el mismo dinero.

"Pensamos en llevar nuestro cine al exterior, respetando las reglas de seguridad. Es la única forma que nos permite crear ese vínculo con las personas que aman el cine y que son nuestros clientes habituales", ha dicho Davide Fontana, gerente del Cinema Augustus.

Una vez encontrado el lugar adecuado y tratado con las autoridades locales, hay que hacer algunos ajustes, como explica el socio de Davide.

"En este espacio pueden caber entre 200 y 250 coches. Vamos a garantizar el suficiente espacio para dejar pasar las ambulancias", ha afirmado Giampiero Firicano, ingeniero.

Pero no se trata solo de las salas de cine. Todo el sector está sufriendo.

"El seguro no cubre los incidentes relacionados con el COVID-19 en los rodajes. Sin seguro, los productores de películas son legalmente responsables de lo que sucede. La seguridad puede garantizarse realizando pruebas diarias a los actores. Pero será más difícil hacer lo mismo en el caso de equipos enteros", ha señalado Gianluca Curti, presidente de CNA Cinema y productor de cine.