Última hora
This content is not available in your region

Los italianos se habitúan a su nueva vida

euronews_icons_loading
Los italianos se habitúan a su nueva vida
Derechos de autor  Alessandra Tarantino/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Cuatro millones y medio de italianos han vuelto al trabajo, pero nada es como antes.

En Roma, la falta de turismo y clientes significa que la mayoría de los cafés y restaurantes no han reabierto según lo previsto. Los que han abierto, de momento, solo ofrecen servicio para llevar. Pero hay preocupación entre los empresarios.

"Estoy intentando con todas mis fuerzas salvar mi marca. Llevamos 35 años en este negocio . Los próximos tres meses serán trágicos, sin turistas y con menos clientes", lamenta la propietaria de un restaurante.

Aunque aún no se puede disfrutar en la barra, lo primero que hicieron muchos italianos, este lunes, fue ir a buscar a un bar su café matutino.

"Desde que reabrimos, hemos trabajado sin parar, nuestra cafetera ha estado constantemente encendida. Para mí esto es algo significativo. Significa que los clientes necesitaban desesperadamente sentir esa sensación de normalidad que acompaña tomar un café", dice la propietaria de un café.

Una breve pausa para recordar cómo era la vida antes.

"¡Yo necesitaba esto! Después de dos meses puedo sentarme en un banco y tomar un café. No ha vuelto la normalidad, pero estamos llegando", señala una clienta de un bar.

"Es como un nuevo comienzo, como el primer día en la escuela o el primer día de trabajo. Es como empezar de nuevo", cuenta otra clienta.

Los parques vuelven a estar llenos de vida, pero deben seguirse unas estrictas reglas.

Las estaciones de metro en Roma están casi desiertas. Hay carteles en todas partes con las nuevas normas. Dentro de los vagones, solo se pueden usar los asientos que no están marcados. En esta fase 2, el transporte público opera con la mitad de los pasajeros habituales, pero en junio, cuando todos los italianos vuelvan al trabajo, la situación será difícil de manejar.

"Creo que tendrá que haber más trenes, de lo contrario ¿cómo podremos respetar las medidas de distanciamiento social?", dice una mujer en el metro.

Las calles de Roma volverán a llenarse en breve, si los planes del Gobierno van funcionando.

"El transporte público es el mayor desafío, garantizar que las personas respeten las medidas de distanciamiento social en los autobuses y en el metro. Dentro de dos semanas, el Gobierno evaluará si el plan para la segunda fase ha funcionado o no. Algunos dicen que el puesto del primer ministro Conte está en juego", explica Giorgia Orlandi, corresponsal de Euronews en Roma.