Última hora
This content is not available in your region

Desescalada de alto riesgo

euronews_icons_loading
Desescalada de alto riesgo
Derechos de autor  Emilio Morenatti/ Associated Press
Tamaño de texto Aa Aa

España, Francia y Reino Unido aplican medidas de desescalada mientras el virus sigue provocando contagios y muertes.

Media España recupera con cautela parte de la normalidad perdida. Madrid y Barcelona quedan rezagadas del resto de España y con mayor nivel de riesgo.

Son las ciudades más afectadas por la COVID-19 y necesitan consolidar sistemas sanitarios débiles. Mantienen un riesgo alto y encabezan los datos de contagios y muertes a causa de la pandemia.

El ministerio de Sanidad notificó este sábado 179 nuevos fallecidos (50 menos que la jornada anterior), hasta 26.478 fallecidos en total.

El presidente español Pedro Sánchez pidió este sábado prudencia ante una amenza todavía presente_:"Me gustaría decir nuevamente: el virus no ha desaparecido, todavía está allí, al acecho. La lucha contra la epidemia continúa porque no se ha extinguido, ni se extinguirá hasta que encontremos una vacuna o un remedio terapéutico definitivo"._

Francia ha informado de 80 muertes en 24 horas, lo que acumula más de veintiseis mil trescientos fallecidos por coronavirus.

Los franceses tienen la vista puesta en este lunes donde se flexibilizaría el confinamiento de los ultimos 55 días.

Se abrirán las peluquerías, no será necesario un salconducto para viajar en un radio de cien kilómetros del lugar de residenci.

También se reabrirán las pequeñas tiendas de proximidad pero no los grandes centros comerciales.

En París los ususarios del transporte público tendrán que tener una certificación del empleador para desplazarse en horas punta.

Los restaurantes, cafeterías, bares, museos y salas de conciertos permanecen cerrados por el momento.

El Reino Unido suma 346 muertes por COVID-19 en 24 horas. Acumula 31.587 víctimas mortales.

El gobierno británico ha pedido a la población que respete las medidas de confinamiento, hasta que el primer ministro, Boris Johnson, explique este domingo el plan de desescalada.

El Reino Unido podría imponer un confinamiento de catorce días a los viajeros que lleguen de cualquier país del mundo menos de Irlanda.

El Ejecutivo ha adelantado no obstante que no habrá cambios "radicales" para la población a corto plazo si acaso mayor flexibilidad en el ejercicio diario en espacios públicos.