Última hora
This content is not available in your region

Vuelta al trabajo para parte de los británicos

euronews_icons_loading
Vuelta al trabajo para parte de los británicos
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Muchos británicos han vuelto este miércoles a sus puestos de trabajo. Pero solo en Inglaterra, donde han comenzado a levantarse tímidamente algunas restricciones. Escocia, Gales e Irlanda del Norte prefieren esperar y mantienen a su población confinada.

Pese a que el Reino Unido es el país con más muertos por COVID-19 de Europa, más de 40.000, Boris Johnson defiende la gestión de su Gobierno.

"No podemos volver al punto de partida. No podemos arriesgarnos a un segundo brote y haremos todo lo posible para evitarlo. Creo que, cuando la gente ve lo que estamos defendiendo como el camino a seguir, el proceso gradual que se ha establecido, creo que pueden ver exactamente lo que estamos tratando de hacer como país", ha declarado Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido.

Pero el líder de la oposición laborista acusa al Gobierno de actuar con lentitud y de falta de claridad en las nuevas medidas. El mensaje de "quedarse en casa" ha sido reemplazado por el de "mantenerse alerta".

"El primer ministro dice que sus decisiones fueron, y cito, impulsadas por la ciencia, los datos y la salud pública, así que para dar confianza sobre dichas decisiones, ¿puede el primer ministro comprometerse a publicar los consejos científicos en los que se basaron?", ha dicho Keir Starmer, líder del Partido Laborista.

Londres insiste en la necesidad de controlar el nivel de reproducción de la infección, ahora entre el 0,5 y el 0,9. Se quiere evitar que supere el 1. De lograrse, la desescalada proseguirá a partir del 1 de junio, con la posible apertura de escuelas de primaria y algunas tiendas.