Última hora
This content is not available in your region

Violenta represión policial en Varsovia

euronews_icons_loading
Violenta represión policial en Varsovia
Derechos de autor  Czarek Sokolowski/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

En Polonia, cientos de manifestantes han salido este sábado a las calles de Varsovia para exigir la reapertura de los negocios y la aligeración de las restricciones por la crisis del Covid-19.

La policía bloqueó la marcha pues las reuniones públicas siguen prohibidas. El país ha registrado cerca de 18.300 casos de Covid-19 y al menos 915 fallecidos.

“Tenemos un desplome del 80 por ciento de la facturación desde el parón de la econom ía del pasado 15 de marzo." explica Kamil Niedzialek, un empresario que vive del alquiler de pisos turísticos. Los parques, jardines, restaurantes y museos... Todo está cerrado. Si no hay reservas, el negocio no da más que deudas", concluye.

La manifestación que reunió a diversos grupos de oposición, derivó en una protesta contra el gobierno polaco. Protesta que fue reprimida por la policía con gases lacrimógenos y saldándose con varios detenidos, algunos de ellos representantes de Plataforma Cívica, el principal partido opositor de Polonia.

"Ha sido una encerrona", dice este manifestante cegado por el efecto de los gases lacrimógenos.

Este otro hombre, tendido en el suelo, podría haber sufrido un infarto. Y decenas de personas tuvieron que ser atendidas de urgencia, en una protesta fuertemente politizada.

Jarosław Kocieszwki, periodista y experto en seguridad de la Fundación Straipoints, analiza el descontento de los polacos ante el Gobierno...

"Las elecciones presidenciales fueron muy irregulares, además fueron un auténtico desfalco. No se sabe exactamente cuántísimo dinero se derrochó en los comicios. Y la gente teme por la economía, por los recortes del sistema público y una cifras que no son fiables. Por eso la gente está tan frustrada", explica. Muchos temen que el Gobierno no haya entendido la situación, pues tiene muy mala voluntad. Todo está muy politizado".

"Queremos quitar a este gobierno tan incompetente" deplora Kamil, un empresario que como tantos otros se ha quedado prácticamente en la quiebra.

"No podemos trabajar, pero hay que seguir pagando las facturas", protesta esta otra polaca.

En Polonia, la crisis del Covid-19, reabre heridas más hondas de fondo político. La semana pasada, el principal partido opositor, Plataforma Cívica, eligió al alcalde de Varsovia, como nuevo candidato para las próximas elecciones presidenciales. que sin fecha definitiva podrían celebrarse el próximo 28 de junio.