Última hora
This content is not available in your region

Los teatros británicos agonizan frente al coronavirus y sin un apoyo económico a la vista

euronews_icons_loading
Los teatros británicos agonizan frente al coronavirus y sin un apoyo económico a la vista
Derechos de autor  Dominic Lipinski/PA via AP
Tamaño de texto Aa Aa

Puertas cerradas y telones abajo. Los teatros que generaban anualmente miles de millones para la economía británica están en completo silencio y ahora fuertemente amenazados por la situación.

Para Marie McCarthy, Directora Artística del Teatro Omnibus de Londres, los efectos del coronavirus son una preocupación constante.

"Cada vez que oigo hablar de una empresa que se va a la quiebra me lleno de temor porque fácilmente podríamos ser nosotros. Desde el inicio de la pandemia no ha habido un momento en el que haya podido decir "llegaremos a final de mes", y hablando con otros locales y colegas sabemos que no somos los únicos", comenta McCarthy para Euronews.

La actriz Séverine Vasselin dice que han sido 72 días de ansiedad debido al confinamiento . Una actriz que se enfrenta a la perspectiva de tener que replantearse drásticamente su futuro, ya que para ella "va a pasar mucho tiempo antes de que podamos volver al escenario como antes. Es muy difícil tener una visión global de lo que está pasando, el impacto es enorme. No podemos trabajar".

No solo los teatros más pequeños dicen estar luchando para mantenerse a flote. Algunas de las instituciones más grande de Reino Unido dicen encontrarse en una situación muy critica y hasta cerca de la quiebra. Lo grandes teatros tienen sobre sus hombros a cientos de trabajadores.

El Shakespeare's Globe ha advertido que no tendrá más remedio que cerrar sin el apoyo del gobierno. Este es un sector que está inextricablemente interconectado a una red de colaboración artística entre países

David Sanderson es el principal corresponsal de arte del periódico Times. Dice que hay un aire de inevitabilidad sobre lo que sucederá en las próximas semanas

"No está entrando dinero. Todavía tienen gastos generales existentes y el peligro es que a medida de que esto se vaya extendiendo la ayuda del gobierno se agote. Muchos de los centros de la cultura británica van a quebrar", explica Sanderson.

Los líderes de la industria han pedido ayuda al Gobierno que busca un plan de rescate adecuado que permita al "show continuar".