Última hora
This content is not available in your region

España se pone el bañador y se reactiva para salvar el turismo

euronews_icons_loading
Playa de las Teresitas en Tenerife
Playa de las Teresitas en Tenerife   -   Derechos de autor  DESIREE MARTIN / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Luce el sol y los españoles se van a la playa. Tras los oscuros tiempos del confinamiento, buena parte del país disfruta de su entrada en fase dos y del placer de hasta poder darse un chapuzón en el agua.

Imágenes de postal que los turistas extranjeros podrán disfrutar sin tener que pasar por ninguna cuarentena a partir del 1 de julio. La cuestión es definir quién, cómo y de dónde podrán venir esos turistas.

"Estamos encantados de poder caminar y vivir una vida casi normal. No hay ningún problema y nunca hemos tenido grandes problemas, y ahora tenemos aún menos y el virus casi ha desaparecido y podemos disfrutar de esta maravilla del mundo", comenta un hombre.

Misma estampa, pero en el sur de Inglaterra. El festivo de este lunes llenó muchas playas hasta la bandera. La policía tuvo que emitir advertencias.

Nada que ver con el vacío que aún impera en las de Escocia, Gales e Irlanda del Norte, donde las autoridades se han desmarcado de Londres y mantienen las restricciones.

El primer ministro, Boris Johnson, el ojo del huracán por el escándalo de su consejero Cummings, acelera la desescalada. "A partir del 15 de junio, tenemos la intención de permitir la reapertura de todos los comercios no esenciales, desde grandes almacenes hasta pequeñas tiendas independientes", anunció.

Mientras tanto los italianos vuelven a sacar músculo. Gimnasios, centros deportivos y piscinas han reabierto en muchas regiones. El lunes, el país registró 300 contagios, la cifra más baja desde finales de marzo, aunque, según los expertos, aún habrá que esperar otra semana para ver si la desescalada provoca nuevos brotes.

El verano se acerca y Europa quiere quitarse de encima la pesada manta del miedo. En Turín y Milán, el grupo de acrobacias de la Fuerza Aérea Italiana tiñó el cielo con los colores de la bandera.