Última hora
This content is not available in your region

Visitamos a StayHomas, la banda de música que se hizo universal durante el confinamiento

euronews_icons_loading
Visitamos a StayHomas, la banda de música que se hizo universal durante el confinamiento
Derechos de autor  LLUIS GENE/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Es la terraza más famosa de Barcelona. La de StayHomas. la banda que ha cautivado al mundo con sus canciones de confinamiento. Guillem, Rai y Klaus son músicos, amigos y compañeros de piso. Esta fue la mejor forma que encontraron de pasar la cuarentena...

Guillem Boltó: "Dijimos vamos a hacer una cada día. Nosotros lo hacíamos porque lo pasábamos bien y al cabo de los días no dimos cuenta de que esto estaba cogiendo una magnitud. Nos escribían de Chile, de Tanzania, de Indonesia de todos lados".

Canciones pegadizas, alegres y con conciencia social que les han llevado al éxito. Sus temas se hicieron virales en pocas horas. Hoy sus redes sociales cuentan miles de seguidores de todo el mundo.

Rai Benet: "Es todo como un poco irreal. Ves los números y los comentarios que te llegan, pero, bueno, tu sigues en tu casa con tus dos amigos y no ha pasado nada. Todo sigue igual. Son números en Instagram..."

Miles de fans, un contrato con Sony para grabar un single y colaboraciones de artistas como Silvia Pérez Cruz o Michel Bubble.

Rai Benet: "Sus representantes se pusieron en contacto con nosotros. Quería tocar una canción nuestra en un concierto benéfico en Canadá. Cuando lo vimos fue brutal, pero todavía no lo asimilas".

Con el desconfinamiento esperan poder sentir a sus seguidores de cerca, sin pantallas.

Kaus Stroink: "Recibimos mucho amor, tenemos muchas ganas de hacer cosas y no se pueden hacer conciertos y, claro, yo al menos lo necesito. Tocar esas canciones y no ver un ‘me gusta’, sino la energía de la gente, cómo la cantan y cómo se lo pasan bien con ellas.

Las entradas de su primer concierto, el próximo 31 de julio, se agotaron en 15 minutos. Cruzan los dedos para que se pueda celebrar aunque sea al aire libre. El cubo azul que utilizan como caja de ritmos se ha convertido en un símbolo de la banda que demuestra que, con pocos instrumentos, pero mucho arte y creatividad, se puede llegar muy lejos.