EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

Muere un joven tiroteado mientras participaba en las protestas por el racismo policial en EEUU

Manifestantes queman basura durante una protesta en Oakland, California
Manifestantes queman basura durante una protesta en Oakland, California Derechos de autor Noah Berger/AP
Derechos de autor Noah Berger/AP
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Un joven ha muerto tiroteado en Detroit durante las protestas, a menudo violentas, contra el racismo policial que se están produciendo desde hace unos días en numerosas ciudades estadounidenses. Según fuentes policiales, un desconocido realizó varios disparos contra un grupo de manifestantes...

PUBLICIDAD

Un joven ha muerto tiroteado en Detroit durante las protestas, a menudo violentas, contra el racismo policial que se están produciendo desde hace unos días en numerosas ciudades estadounidenses. Según fuentes policiales, un desconocido realizó varios disparos contra un grupo de personas que participaban en las protestas por el fallecimiento de George Floyd, un ciudadano afroamericano que fue arrestado brutalmente el pasado lunes en Mineápolis tras supuestamente haber intentado pagar unos cigarrillos con un billete falso.

- "Cada vez que pasa algo así, no ocurre nada", se quejaba un joven manifestante.

- "Los de arriba no nos quieren aquí, estamos aquí porque somos hermanos", añadía otro.

- " Martin Luther King no murió por nada, murió para acabar con el racismo de la esclavitud y todo eso. ¿Por qué sigue sucediendo?", se preguntaba otro.

El Gobierno estadounidense desplegó la guardia nacional en Mineápolis para atajar los disturbios. Sin embargo, ni su presencia, ni el toque de queda, ni el procesamiento por homicidio del agente implicado en la muerte de Floyd han calmado los ánimos en la ciudad.

La indignación popular prendió en otras localidades después de que se difundiera un vídeo por las redes sociales en el que se ve cómo un policía aplasta el cuello de Floyd con su rodilla durante casi nueve minutos ante la mirada impasible de otros tres uniformados. Ninguno hizo caso a los ruegos del detenido, que afirma que se estaba asfixiando. Todos han sido despedidos. Un castigo insuficiente para quienes reclaman que se ponga fin, de una vez por todas, al racismo policial en el país.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

El toque de queda no frena la ira contra el racismo policial en EEUU

Biden arropa a su hijo tras ser declarado culpable de posesión ilícita de armas pero no le indultará

Hunter Biden, el hijo de Joe Biden, declarado culpable de tres cargos graves por posesión de armas