Última hora
This content is not available in your region

Crisis de los artesanos florentinos

euronews_icons_loading
Crisis de los artesanos florentinos
Derechos de autor  euronews/Luca Palamara
Tamaño de texto Aa Aa

Pocas veces se ha visto Florencia tan vacía como estos meses.

Uno de los centros artísticos del mundo que habitualmente está llena de miles de visitantes que van de moniumento en minumento, de museo en museo, tienda en tienda o de mercadillo en mercadillo.

Las tiendas de artesanía representan no solo una parte clave de la economía sino que foman parte de la tradición y del patrimonio cultural de la ciudad. Casi tres meses de cierre por confinamiento y ausencia de turismo han golpeado duramente a estas pequeñás empresas, como al resto de la economía italiana.

Los artesanos sufrían una fuerte inestabilidad incluso antes de la pandemia de coronavirus.

Alrededor de 180,000 empresas artesanales cerraron en la última década y miles más están ahora al borde del colapso.

La artesanía tradicional está en riesgo de extinción, como es el caso de este enmarcador, con tienda abierta en el centro de Florencia.

Gabriele Maselli, enmarcador al frente de su taller, explica:"Algunas tiendas no volverán a abrir porque no hay turistas. Son empresas que deben pagar miles de euros de alquiler o hipoteca, tienen empleados ... ya que no hay turismo, prefieren seguir cerrados y aplazar su apertura".

Las tiendas artesanales de Florencia son negocios transmitidos de generación en generación. Forman parte de la memoria de esta ciudad, de su paisaje callejero y acompañan el patrimonio cultural.

El restaurador y enólogo Gianni Migliorini razona: "La gente viene aquí para verse: la comida y el vino son medios para comunicarse. Desgraciadamente, en estos tiempos extraordinarios, la misión real de este negocio, la convivencia, falta".

Ponte Vecchio es un distrito florentino tan pequeño como histórico, lleno de orfebres y joyeros. Han decidido seguir con las tiendas cerradas porque se sienten abandonados por el gobierno central.

Un sentimiento de preocupación e incertidumbre flota por las calles vacías de la ciudad.

Los artesanos esperan días mejores. que la belleza de Florencia prevalezca y sirva de palanca para volver a normalizar su vivir cada dia.