Última hora
This content is not available in your region

Perfil | Fernando Simón: un "héroe científico entrañable" convertido en icono pop en España

euronews_icons_loading
Fernando Simón en una comparecencia de prensa
Fernando Simón en una comparecencia de prensa   -   Derechos de autor  TVE
Tamaño de texto Aa Aa

De voz ronca y pelo alborotado, el doctor zaragozano Fernando Simón ha sido la cara visible de la lucha contra la pandemia en España.

Sus explicaciones detalladas de la evolución de la COVID19 con gran naturalidad, empatía y paciencia, muy alejadas del tono político, le han convertido en un icono pop.

Aunque le da pudor, dice, se siente encantado. Y tiene una petición muy en línea con su carácter. "Sé que hay camisetas y bolsas de playa con mi foto, estoy encantado de que la gente que lo necesite se aproveche de mi imagen para establecer un negocio", dijo. "Lo que me gustaría más, si se pudiera hacer, ya que mi imagen está ahí, tal vez podrían donar un pequeño porcentaje de esos beneficios a las ONG si les viene bien".

Las redes sociales se han llenado de montajes con su cara y con algunos de los momentos divertidos que ha dejado. Uno de ellos, al atragantarse por haber comido una almendra justo antes de salir a hablar, como él mismo explicó.

Y otros, mostrando su incredulidad ante una pregunta de la prensa sobre la mejora de las estadísticas. "Llevamos cinco meses confinados", espetó con sorpresa.

Hasta el artista Tomasito le ha dedicado una pegadiza copla por bulerías.

Yo ya estoy ready pa la fase 1 y la 2 y la 3!

Yo ya estoy ready pa la fase 1 y la 2 y la 3!

Publiée par Tomasito sur Vendredi 22 mai 2020

Con una independencia avalada por su nombramiento, hecho por el anterior Gobierno del Partido Popular, y una trayectoria impecable trabajando durante años en África yliderando también la crisis del ébola de 2014, ha vivido momentos duros a nivel personal cuando el sector mediático y político conservador le acusó de ocultar información sobre la pandemia para que se permitiera celebrar la manifestación feminista del 8 de marzo. Y también cuando incluso él mismo llegó a infectarse con coronavirus.

Tras tres meses colándose en las casas de todos los españoles, su figura se ha hecho internacional. Hasta en el New York Times han destacado su labor, que le ha convertido, dicen, en un héroe científico entrañable.