Última hora
This content is not available in your region

China busca rebajar tensiones con India tras el primer enfrentamiento militar mortal en medio siglo

Esta foto de satélite muestra la zona del Valle de Galwan en la región de Ladakh, cerca de la Línea de Control Real entre India y China, el martes 16 de junio de 2020.
Esta foto de satélite muestra la zona del Valle de Galwan en la región de Ladakh, cerca de la Línea de Control Real entre India y China, el martes 16 de junio de 2020.   -   Derechos de autor  Planet Labs via AP
Tamaño de texto Aa Aa

Los Gobiernos de China e India están de acuerdo en resolver pacíficamente sus tensiones en la frontera del Himalaya tras los enfrentamientos más violentos de las últimas décadas.

El lunes por la noche se produjo un combate cuerpo a cuerpo extremadamente violento entre las tropas de los dos gigantes asiáticos en un valle a más de 4.000 metros de altura.

Veinte soldados indios perecieron en este enfrentamiento con el ejército chino en la disputada frontera de Ladakh, al norte de la India, la primera incursión militar mortal en más de 50 años entre Pekin y Nueva Delhi.

El ejército indio anunció el martes la muerte de un oficial y dos soldados, citando bajas "en ambos lados". Por la noche, informó de que otras 17 personas habían sido "gravemente heridas en acción" y habían "sucumbido a sus heridas".

China, por su parte, se refirió a "muertos y heridos", sin especificar en qué bando y culpando al Ejército indio del incidente.

En cambio, el Ministerio de Relaciones Exteriores de India respondió a través de su portavoz Anurag Srivastava, afirmando que el responsable de la confrontación fue China mediante "un intento de cambiar unilateralmente el statu quo" en la frontera, apuntó.

Un soldado indio basado en la zona aseguró que no hubo tiroteos. "No se utilizaron armas de fuego. Hubo un violento combate mano a mano", dijo este militar que prefiere permanecer en el anonimato.

AP Photo/Ajit Solanki
Un hombre indio quema una fotografía del presidente chino Xi Jinping durante una protesta contra China en Ahmedabad, India, el martes 16 de junio de 2020.AP Photo/Ajit Solanki

En el apogeo de las tensiones, ambas naciones han optado por la desescalada.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, dijo a los periodistas en una reunión informativa del miércoles que "ambas partes están de acuerdo en resolver este asunto a través del diálogo y la consulta y hacer esfuerzos para aliviar la situación y salvaguardar la paz y la tranquilidad en la zona fronteriza".

No obstante, Zhao insistió en culpar a los miliatares indios de los enfrentamientos. "Provocaron y atacaron al personal chino, lo que generó temores, enfrentamientos físicos entre las tropas fronterizas de ambos bandos y provocó bajas", afirmó.

Zhao dijo que China había sufrido fuertes protestas en la frontera. "Una vez más pedimos al lado indio que actúe de acuerdo con nuestro consenso, disciplinando estrictamente a sus tropas de primera línea para que no crucen la línea, no hagan provocaciones y no tomen acciones unilaterales que puedan complicar la situación", apostilló.

AP/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
En esta foto de archivo del 5 de mayo de 2013, las tropas chinas sostienen una pancarta que dice: "Has cruzado la frontera, por favor regresa" en Ladakh, India.AP/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.

Las fuerzas de seguridad indias dijeron que ninguna de las partes disparó en el enfrentamiento en la región de Ladakh.

Pero portavoz del Ministerio de Defensa de la India, el coronel Aman Anand, no respondió inmediatamente a las preguntas sobre la situación o sobre si se planeaban conversaciones para calmar las tensiones.

Los expertos creen que es poco probable que las dos naciones se estén dirigiendo hacia un conflicto bélico, pero también creen que aliviar las tensiones rápidamente será difícil.

Los enfrentamientos en zonas montañosas entre los ejércitos de la India y China se han hecho más frecuentes en los últimos años, lo que la administración Trump interpreta como un signo de la creciente agresión china en Asia.

En 2017, los soldados indios y chinos pasaron más de dos meses enfrentados en una estratégica meseta del Himalaya en la región de Bután. Las conversaciones llevaron a la retirada militar de ambas partes.

El último conflicto abierto entre las dos naciones más pobladas del mundo se remonta a la blitzkrieg de 1962, en la que las tropas indias fueron rápidamente derrotadas por el ejército chino.

"Este será probablemente un momento decisivo en las relaciones entre India y China y la geopolítica del Indo-Pacífico", dijo Abraham Denmark, director del programa de Asia en el Wilson Center.

"Ya hemos visto el choque más mortal en la frontera entre China e India en más de 50 años, ambos países están liderados por hombres que han abrazado el nacionalismo, y ambos países se enfrentan a una tremenda agitación nacional e internacional como resultado de COVID-19 y otros problemas de larga data".