Última hora
This content is not available in your region

España vigila 9 brotes activos de coronavirus y asegura que la situación está "bajo control"

euronews_icons_loading
Los pasajeros del vuelo Düsseldorf-Mallorca llegan al aeropuerto de Son Sant Joan en Palma de Mallorca, España, el lunes 15 de junio de 2020.
Los pasajeros del vuelo Düsseldorf-Mallorca llegan al aeropuerto de Son Sant Joan en Palma de Mallorca, España, el lunes 15 de junio de 2020.   -   Derechos de autor  AP / Joan Mateu
Tamaño de texto Aa Aa

España aún no canta victoria frente a la pandemia del coronavirus. Este viernes, Sanidad informó que desde el 11 de mayo se han detectado 34 brotes de coronavirus en el país.

El conjunto de los 34 brotes ha afectado al menos 980 personas y de los cuales 9 brotes aún permanecen activos, afectando a 82 personas.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró que la situación está bajo control.

"La epidemia esta muy controlada. Estamos detectando brotes y casos asociados a casos conocidos (...) aunque el virus, en muy poca cantidad, todavía circula", declaró Simón.

Durante la rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, el ministro de Sanidad Salvador Illa hizo público el ingreso de España al Comité de Dirección de la Comisión Europea que busca formalizar acuerdos de compra de la posible vacuna contra la Covid-19 y garantizar su acceso equitativo entre los miembros comunitarios. El país será representado por María Jesús Lamas, directora general de la Agencia Española del Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

Este domingo la logística del país se pone nuevamente a prueba con la apertura de las fronteras con el espacio Schengen. Los viajeros serán sometidos a 3 controles: documentación -dirección en el territorio español y notificación de haber pasado el virus-, control de temperatura y control visual. "Si uno de estos tres controles primarios no es superado, el viajero será examinado por un médico", dijo el ministro.

Hasta la fecha España contabiliza más de 245.000 casos confirmados y un poco más de 28.300 fallecidos. La situación se ha estabilizado en las últimas semanas pero el final del verano decantará si las medidas fueron suficientes.