Última hora
This content is not available in your region

Europa abre fronteras, América cierra ciudades

euronews_icons_loading
Europa abre fronteras, América cierra ciudades
Derechos de autor  Harry Nakos/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Los destinos vacacionales europeos empiezan a recibir turistas, en un intento de salvar la temporada. Aunque, según un informe de la ONU, lo van a tener muy difícil. Las restricciones de viaje podrían costarle a la industria turística mundial cerca de tres billones de euros, es decir, el 4,2% del PIB.

Cifras difíciles de ver a nivel individual, pero que muchos pequeños empresarios están sufriendo en su propia piel. Como el dueño de una cafetería en Bérgamo, que fue epicentro de la pandemia de COVID-19 en Italia.

"Ahora tenemos un 10% del trabajo que solíamos tener, solíamos tener 150 personas por día y ahora entre 15 y 30", lamentaMarcello, dueño de una cafetería en Bérgamo.

"Es una situación que está afectando a todo el mundo, por lo que deberíamos dejar de culpar y penalizar a Bérgamo de esta situación", señalaBruna, dependienta en una tienda de recuerdos en Bérgamo.

Suiza impone una cuarentena de 10 días

Alentar la llegada de visitantes, pero con las normas de seguridad necesarias. Suiza, que reabrió sus fronteras el 15 de junio, acaba de imponer una cuarentena de diez días a los recién llegados de países considerados peligrosos. Una medida que sigue a un repunte de los contagios de COVID-19, al parecer, a causa de casos importados.

La Unión Europea está reabriendo sus fronteras a los visitantes de 15 países que considera seguros. Uno de los que quedan fuera de su lista es Brasil.

El país sudamericano acaba de alcanzar otro triste récord, al confirmarse el fallecimiento de más de 60.000 personas desde mediados de marzo.

Buenos Aires vuelve a confinarse

La situación en la vecina Argentina es mucho mejor, aunque acaba de volver a un estricto confinamiento en la capital, Buenos Aires, tras un aumento de los casos.

"_Dado el número de casos que tenemos, me parece que es lo correcto, restringir aún más las salidas y el movimiento de personas en la calle, pero al menos puedo trabajar", dice _Gabriel Kaplan, dueño de una librería en Buenos Aires.

Se han tenido que renovar más de dos millones de permisos de movimiento para trabajadores de actividades esenciales. Aunque las medidas tuvieron un amplio apoyo la primera vez, este segundo encierro no es tan fácil.