Última hora
This content is not available in your region

Trump celebra el Día de la Independencia en medio de un nuevo record de infectados

euronews_icons_loading
Trump celebra el Día de la Independencia en medio de un nuevo record de infectados
Derechos de autor  Patrick Semansky/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente de EEUU celebra el 4 de julio ante cientos de personas y en pleno auge del coronavirus en el país con más de 60.000 casos en un día. Muchos de los asistentes acudieron sin guardar la distancia de seguridad o sin la mascarilla.

En su discurso Donald Trump promovió la lucha por la protección del legado de los padres fundadores de EEUU ante los últimos actos vandálicos contra monumentos del país. Considerados como símbolos del racismo por algunos manifestantes. Daños materiales que se produjeron al calor de las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd durante un arresto policial.

Con motivo del Día de la Independencia también se han vuelto a producir manifestaciones contra la injusticia racial, como esta frente a la Casa Blanca, que han transcurrido sin incidentes.

Mientras, el coronavirus sigue extendiéndose por el país. El estado de Florida volvió a batir un nuevo record con 11.458 nuevos casos en un día. Aquí el 4 de julio lo han vivido entre toques de queda, cierre de playas y diferentes restricciones. Estados Unidos encabeza la tabla mundial con más de 2 millones 800 mil casos y 129 mil fallecidos.

Un discurso de héroes frente a manifestantes

"Todos los estadounidenses que viven hoy día son herederos de este magnífico legado (...) Es por eso que homenajeamos a generaciones de héroes americanos, cuyos nombres están en monumentos, en las páginas de la historia y en los corazones de la gente", indicó el mandatario.

"Por ello -subrayó-, nunca permitiremos que una muchedumbre enfadada borre nuestra historia, derribe nuestros monumentos, adoctrine a nuestros hijos o pisotee nuestras libertades".

Trump se refería a los ataques de las últimas semanas a monumentos de líderes de la Confederación (los estados confederados -sureños y esclavistas- durante la Guerra Civil), padres fundadores de EE.UU. e incluso exploradores vinculados a la "conquista" española de América, como Cristóbal Colón.

Esos ataques se han producido al calor de las protestas raciales desatadas tras la muerte a finales de mayo de un hombre de raza negra, George Floyd, a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota).

Trump: el "sueño americano" empezó con Colón

"Juntos lucharemos por nuestro sueño americano y para defender, proteger y preservar el modo de vida americano que empezó en 1492, cuando Colón descubrió América", destacó Trump.

Precisamente, con motivo del 4 de Julio, ha habido protestas contra la brutalidad policial en varias zonas del país, entre ellas Washington DC, que han transcurrido sin incidentes.

El discurso de este sábado de Trump emuló al que pronunció ayer en el Monte Rushmore, en Dakota del Sur, donde están esculpidos los rostros de los presidentes George Washington (1789-1797), Thomas Jefferson (1801-1809), Abraham Lincoln (1861-1865) y Theodore Roosevelt (1901-1909).

En esa alocución, Trump explotó también las divisiones sociales, alertó de la "revolución cultural del ala izquierdista" y anunció la creación de un "Jardín Nacional de los Héroes Estadounidenses", con monumentos a personajes históricos, al que mencionó este sábado.