Última hora
This content is not available in your region

[En imágenes] Japón azotado por inundaciones de proporciones bíblicas

Restos de la inundación en Kumamura, el 8 de julio.
Restos de la inundación en Kumamura, el 8 de julio.   -   Derechos de autor  CHARLY TRIBALLEAU/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Por lo menos 58 personas han muerto en las inundaciones y aludes de lodo después de varios días de lluvias torrenciales en Japón.

Más de 3 millones de personas han sido evacuadas tras las fuertes lluvias que cayeron en la isla de Kyushu, provocando inundaciones y aludes de lodo que destruyeron casas y carreteras.

Se instó a los residentes de la prefectura de Kumamoto a que abandonaran la zona, pero la evacuación no era obligatoria y muchos se quedaron en sus casas por temor al coronavirus, según AP.

Al menos 65 residentes y 30 cuidadores quedaron atrapados en una residencia de ancianos después de que las aguas y el lodo se precipitaran. Se cree que unos 14 de ellos están muertos mientras que otros fueron llevados a los hospitales en barcos.

Los funcionarios aseguraron que los refugios estaban equipados con medidas de seguridad para evitar la propagación de COVID-19.

Muchos edificios a lo largo del río Kuma quedaron sumergidos hasta los techos.

El frente se ha desplazado ahora hacia el noreste, azotando vastas áreas de Honshu - la isla más grande y poblada de Japón - después de haber devastado la parte sur del país desde el fin de semana.

Aunque Japón está más o menos acostumbrado a recibir las lluvias torrenciales que traen los ciclones este episodio, que no está asociado a una gran tormenta, no tiene precedentes según los expertos.

El aumento de lluvias torrenciales es un fenómeno asociado al cambio climático, ya que el calentamiento global aumenta la evaporación de agua y por lo tanto las precipitaciones.

Charly Triballeau/AFP
Un hombre pasa por una carretera colapsada en Kuma, en la prefectura de KumamotoCharly Triballeau/AFP
Kyodo News via AP
Vista aérea del río Kuma en Hitoyoshi, al suroeste de Japón, el sábado 4 de julioKyodo News via AP
STR/AFP
Los restos de la riada llegan a lo alto de un puenteSTR/AFP
Kyodo News via AP
Niños con máscaras faciales caminan en un refugio después de ser evacuados, en la ciudad de Ashikita, prefectura de Kumamoto, Japón. 4 de julio de 2020Kyodo News via AP
Kyodo News via AP
Las calles se inundan tras las fuertes lluvias en Kurume, prefectura de Fukuoka, sur de Japón, el miércoles 8 de julio de 2020.Kyodo News via AP
Kyodo News via AP
Un coche está parado verticalmente en una carretera fangosa después de haber sido arrastrado por la inundación, en Hitoyoshi, prefectura de Kumamoto, suroeste de JapónKyodo News via AP
Kyodo News via AP
La altura de los restos llevados por la riada muestra la altura del agua en Kumamura.Kyodo News via AP
Koji Harada/AP
Un hombre camina por una carretera destrozada por el agua en KumamuraKoji Harada/AP
Kenzaburo Fukuhara/AP
Observando los destrozos en KumaKenzaburo Fukuhara/AP