Última hora
This content is not available in your region

Tras mucha confusión, los positivos no irán a votar en Galicia

euronews_icons_loading
Tras mucha confusión, los positivos no irán a votar en Galicia
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En Galicia, en vísperas de la cita con las urnas, del domingo, todas las miradas están puestas en A Mariña y su brote de coronavirus. Con al menos 182 positivos y unas 200 personas en cuarentena, la situación preocupa. Más aún, cuando la Xunta acaba de levantar el confinamiento en varios municipios y relajado las restricciones en otros, solo cinco días después de su entrada en vigor.

Solo permanece aislado Burela, epicentro del foco, donde, según las autoridades regionales, se concentran el 80% de los casos. El confinamiento se prolongará cinco días más.

"Un confinamiento a la carta"

Profesionales sanitarios de esta comarca lucense acusan a la Xunta de "maquillar las cifras" y de hacer "un confinamiento a la carta". Ven el mantenimiento de las elecciones como "una irresponsabilidad". Así lo afirma Montserrat Porteiro, enfermera en el hospital de A Mariña.

"Desde la Xunta se invita a votar, en una situación no segura", señala Íñigo Melchor, médico de atención primaria en A Mariña.

Nadie en el colectivo sanitario entiende un confinamiento de tan solo cinco días, "contrario a cualquier protocolo" en cualquier parte del mundo, dicen.

Dudas sobre la jornada de votación

Los vecinos de Burela no están tranquilos. Algunos creen que la desescalada en Galicia fue precipitada. También hay muchas dudas sobre la votación, este domingo, en unos comicios regionales, que ya habían sido pospuestos el 5 de abril debido a la pandemia.

Los positivos no podrán acudir a votar

Tras mucha confusión, la Xunta ha deciddo que las personas que han dado positivo no podrán ir a votar, este 12 de julio, en los comicios regionales. Los que están en cuarentena, podrán hacerlo igual que el resto de gallegos, simplemente portando una mascarilla, algo que permanece obligatorio, al igual que la limitación del aforo de bares y restaurantes al 50%.