Última hora
This content is not available in your region

El secuestro de un niño en México destapa una red de trata y abuso infantil

euronews_icons_loading
Fotografía de Dylan Esaú, el niño secuestrado en San Cristóbal de las Casas
Fotografía de Dylan Esaú, el niño secuestrado en San Cristóbal de las Casas   -   Derechos de autor  Fernando Llano/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La desaparición de Dylan Esaú, un pequeño de dos años, ha destapado en México una red de trata de menores, con 23 niños secuestrados y sometidos a trabajos forzados en Chiapas.

Los niños han sido liberados. Sin embargo, entre ellos, no estaba Dylan. Juanita Pérez, la madre coraje del pequeño, ha llevado su combate para que la investigación avance hasta el Palacio Nacional en Ciudad de México y conseguido que el presidente, López Obrador, tome cartas en el asunto.

"Llegué al objetivo que quería, que el señor presidente me brindara esa ayuda. Ahora a esperar a que esto sí se cumpla y que ya pronto mi niño regrese conmigo", dijo a su salida del edificio.

Recompensa a quien proporcione información sobre la mujer sospechosa del secuestro

Dylan desapareció el 30 de junio en un mercado de San Cristóbal de las Casas, mientras su madre vendía frutas y verduras. Las imágenes recogidas por cámaras de seguridad han permitido descubrir que fue sustraído por una niña, de entre 10 y 13 años. Poco despue´s, se observa a otro niño llevándolo agarrado por la ropa.

Aunque a quien buscan las autoridades es a una mujer, identificada como Ofelia "N". La Fiscalía de Chiapas ha ofrecido una recompensa de 600.000 pesos, unos 26.800 dólares, a quien proporcione información sobre ella.

AP Photo
Cartel con la recompensa por información sobre la sospechosaAP Photo

23 niños secuestrados en una vivienda, en condiciones deplorables y obligados a trabajar

La búsqueda de Dylan llevó a las autoridades hasta una vivienda en San Cristóbal de las Casas donde 23 niños secuestrados se encontraban en condiciones deplorables, con signos de malnutrición. Entre los menores había tres bebés, de 3, 12 y 20 meses.

Los pequeños eran obligados a vender baratijas y artesanías en las calles de la ciudad. Tres mujeres han sido detenidas y se enfrentan a cargos por tráfico de personas y trabajos forzados.