Última hora
This content is not available in your region

Donald Trump en la picota por sugerir un inédito retraso electoral

euronews_icons_loading
El presidente de EEUU, Donald Trump, durante la rueda de prensa
El presidente de EEUU, Donald Trump, durante la rueda de prensa   -   Derechos de autor  JIM WATSON / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Donald Trump echó mano este jueves del arma que mejor maneja, la polémica. Justo cuando se ha desplomado en las encuestas, debido a su gestión de la pandemia, que ha dejado más de 151.000 muertos en Estados Unidos y hundido la economía, sugirió algo inédito: retrasar las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, agitando el fantasma de un supuesto fraude masivo debido al voto por correo.

"No quiero un aplazamiento -matizó en una rueda de prensa, después de provocar la polémica con un tuit-, pero tampoco quiero tener que esperar tres meses y luego descubrir que faltan papeletas y que la elección no significa nada. Eso es lo que va a pasar. Es de sentido común y todo el mundo lo sabe. La gente inteligente lo sabe. La gente estúpida puede no saberlo. Y algunas personas no quieren hablar de ello, pero lo saben".

El tuit de la polémica

Todo comenzó con un tuit por la mañana, en el que Trump sugería retrasar las elecciones diciendo que podrían ser "las más fraudulentas" de la historia.

"Con el voto universal por correo (no el voto en ausencia, que es bueno), 2020 será la elección más IMPRECISA y FRAUDULENTA de la historia. Será una gran vergüenza para USA. ¿¿¿Retrasemos las Elecciones hasta que la gente pueda votar con seguridad y apropiadamente???", escribió Trump.

Las críticas han llovido después desde todos los frentes, demócrata y republicano.

"Seamos claros: Trump no tiene la capacidad de retrasar las elecciones (...) La Constitución dice que si la fecha de las elecciones cambia, deberá hacerlo el Congreso", señaló el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, el demócrata Jerry Nadler.

Los legisladores republicanos también se opusieron a un retraso, con el líder de la mayoría conservadora del senado, Mitch McConell, a la cabeza, quien aseguró en una entrevista que la fecha electoral esta grabada en piedra.

"Nunca en la historia de nuestro país, ni en guerras, depresiones o en la guerra civil, no hemos celebrado una elección federal programada en su tiempo y encontraremos la manera que así sea de nuevo", afirmó McConell.

Los expertos desmienten a Trump y corroboran la validez del voto por correo, además de subrayar que el retraso electoral sería, no solo inédito en la historia de Estados Unidos, sino imposible, pues Trump no cuenta para ello con algo imprescindible, el apoyo mayoritario del Congreso.

El PIB de EEUU se desploma

El tuit de Trump apareció en la red social solo 15 minutos después de que el Departamento de Comercio anunciara que el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se desplomó el segundo trimestre a una tasa anual de un 32,9 % (un 9,5 % interanual), lo que supone un descalabro histórico debido a la congelación de la economía por la pandemia.

Las dimensiones de esta abrupta caída no tienen parangón, al suponer una destrucción de riqueza de 1,8 billones de dólares, equivalente a tres años de crecimiento.

Trump se hunde en las encuestas

En gran parte por su impopular gestión de la crisis de COVID-19, cuya gravedad negaba en un principio, Trump se ha desplomado en las últimas encuestas electorales frente a su rival demócrata el exvicepresidente Joseph Biden.

Los números son especialmente preocupantes para Trump en estados clave que ganó en las elecciones de 2016, como Michigan o Pensilvania, e incluso ponen en peligro fortines como Florida, nuevo foco de la pandemia en EE.UU.

Más de 150.000 personas han muerto y más de 4,4 millones se han infectado, lo que convierte a Estados Unidos en el peor caso del nuevo coronavirus en números absolutos en el mundo.