Última hora
This content is not available in your region

Multitudinaria protesta en Berlín contra las restricciones impuestas por el coronavirus

euronews_icons_loading
Una mujer lleva una máscara de Angela Merkel con la inscripción "adíos democracia" en la manifestación contra las restricciones en Berlín, Alemania, el 1 de agosto, 2020.
Una mujer lleva una máscara de Angela Merkel con la inscripción "adíos democracia" en la manifestación contra las restricciones en Berlín, Alemania, el 1 de agosto, 2020.   -   Derechos de autor  Christoph Soeder / (c) Copyright 2020, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten vía AP
Tamaño de texto Aa Aa

No más restricciones. Esa fue la principal consigna de miles de personas que protestaban en Berlín este sábado 1 de agosto contra las medidas impuestas por la pandemia de coronavirus.

La manifestación que inició en los alrededores de la emblemática Puerta de Bradenburgo, reunía diferentes organizaciones incluidos grupos ultraderechistas y comerciantes descontentos.

Asimismo, había una notable presencia de movimientos antivacunas y pancartas alusivas a una supuesta "conspiración" orquestada por la industria farmacéutica y el multimillonario estadounidense Bill Gates.

La protesta que aboga por el fin de las restricciones se produce en un momento de gran preocupación en el Gobierno federal de la canciller Angela Merkel por el incremento de nuevos contagios.

Según los datos del Robert Koch Institut (RKI), en las últimas 24 horas hubo 955 nuevos contagios. El cómputo total de casos confirmados sobrepasa los 209.00 y más de 9.100 víctimas mortales.

Alemania ofrece desde este sábado test gratuitos a los viajeros que regresan del extranjero, unas pruebas que serán obligatorias a partir del lunes para quienes proceden de regiones de riesgo, a fin de evitar la cuarentena.

La norma rige desde esta sábado, según indicaciones del ministro de Sanidad, Jens Spahn, quien defiende la gratuidad de esas pruebas pese a las críticas de quienes consideran que deberían ser a cuenta de cada viajero para no sobrecargar la sanidad pública.