Última hora
This content is not available in your region

Los aeropuertos parisinos extreman sus controles para los viajeros de países de "alto riesgo"

euronews_icons_loading
Los aeropuertos parisinos extreman sus controles para los viajeros de países de "alto riesgo"
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Desde este sábado, los aeropuertos de París operan con una serie de estrictos controles para todos aquellos viajeros procedentes de los 16 países considerados en Francia de "alto riesgo" debido a la alta circulación de coronavirus en los mismos.

Entre ellos están Estados Unidos, Sudáfrica, Argelia, Brasil, la India, Israel, Madagascar, Perú, Serbia o Turquía. Solo el sábado, 2600 pasajeros llegaron a los aeropuertos franceses procedentes de estos países. 556 fueron objeto de los nuevos tests.

Euronews
Países de "alto riesgo" para los aeropuertos parisinos.Euronews

"Esta es sólo una lista limitada de países en los que se considera que el virus circula mucho", explica Nicolas Péju desde el Organismo Regional de Salud de Ile-de-France. "Las personas llegadas de estos países deben traer consigo una prueba hecha en los últimos tres días con resultado negativo. Esto es sólo para las personas que tienen derecho a regresar al territorio nacional. No concierne a todos los viajeros, ya que las fronteras con estos países siguen cerradas. Por lo tanto, es principalmente para los ciudadanos franceses que tienen derecho a regresar a Francia, pero también para aquellos viajeros que tienen una razón de peso para viajar".

Una vez llegan, los pasajeros deben presentar esa prueba negativa realizada menos de 72 horas antes de la salida. De lo contrario, son sometidos a una nuevo test, quedando aislados mientras esperan el resultado. Si este es negativo, pueden seguir viajando por el territorio, pero si es positivo, los servicios públicos de salud franceses contactarán con ellos para tratar de encontrar a su vez a las personas con las que hayan estado recientemente en contacto.

En pleno verano y con el fin de evitar una segunda oleada, muchas ciudades de Francia también están endureciendo algunas normas, haciendo obligatorio el uso de mascarilla en los lugares públicos. Es el caso de Le Touquet, desde este sábado, o de varias zonas de Lille o el departamento de Mayenne, a partir de este lunes.