Última hora
This content is not available in your region

Accidente de tren en Italia: el maquinista fue a por un bocadillo olvidando poner el freno

euronews_icons_loading
Captura de pantalla del lugar del accidente
Captura de pantalla del lugar del accidente   -   Derechos de autor  Rai 2
Tamaño de texto Aa Aa

Las autoridades italianas no se lo podían creer al comprender que el espectacular accidente de tren de este miércoles en Carnate, al norte de Milán, se debió simplemente a que el maquinista olvidó echar el freno durante una pausa y se fue a tomar un bocadillo.

La estación de Paderno D'Adda está ligeramente en cuesta. Durante la pausa del maquinista el tren "fantasma" comenzó a moverse, primero lentamente, luego cada vez más rápido en dirección de Milán.

El maquinista y el inspector del tren salieron corriendo de la cafetería pero no consiguieron alcanzar al tren.

Los jefes de estación se dieron cuenta del problema y consiguieron activar el protocolo de seguridad: bajar las barreras en los cruces de carreteras y cambiar las agujas para que el tren terminara en una vía muerta.

El tren fantasma de la compañía Trenord recorrió 10 kilómetros, durante un angustioso cuarto de hora, hasta estamparse contra un muro de la localidad de Carnate. El choque fue tan tremendo que la locomotora terminó subiendo a un jardín vecino.

Los servicios de emergencias se temieron lo peor cuando se acercaron al lugar del choque.

Por suerte en aquel momento sólo había un pasajero que comprendió lo que estaba pasando y saltó del tren. Terminó con una fuerte contusión en la rodilla. Coincidió que los pasajeros que tenían que subirse para la salida a las 12:22 todavía no habían llegado y los que habían llegado a Paderno D'Adda a las 11:39 ya se habían bajado.

Pero podría haber sido mucho peor a la vista de cómo quedó el convoy.

La Fiscalía de Monza investiga el incidente como un caso de desastre ferroviario por imprudencia, informa Corriere della Sera.