Última hora
This content is not available in your region

Activistas y comerciantes locales, contra la construcción de un almacén de Amazon en Lyon

euronews_icons_loading
Activistas y comerciantes locales, contra la construcción de un almacén de Amazon en Lyon
Derechos de autor  Paul Sancya/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Cerca del aeropuerto de Lyon, en Francia, un terreno permanece inaccesible al público, y oficialmente en su interior trabaja Goodman, el socio de Amazon para la construcción de sus almacenes logísticos. Para algunas asociaciones y funcionarios locales, no hay duda: el minorista online por excelencia sigue expandiéndose.

La puesta en marcha de un nuevo centro logístico de Amazon en esta zona no es vista con buenos ojos por algunos de residentes y comerciantes. De hecho, dos asociaciones han presentado ya una demanda para bloquear el proyecto, si bien ambas han sido sido rechazadas.

Y es que para sus detractores, Amazon deja a su paso una huella de carbono demasiado grande, y recuerdan que si bien las emisiones de CO2 producidas en Francia han empezado realmente a disminuir, las importadas del extranjero, como es este caso, siguen aumentado:

"Calculamos que hoy en día una gran parte de esas emisiones de carbono provienen de la fabricación de bienes", cuenta a Euronews Adrien Montagut, de Alternatiba ANV-Rhone. "Con un almacén de este tamaño, Amazon sería capaz de entregar más de 240 millones de productos cada año. Y esto va en contra de la voluntad de reducir las emisiones de carbono. En cuanto a la venta al por menor se refiere, estimamos que el número de productos ofertados debería ser 10 veces menor", señala el activista.

¿Generador o destructor de empleo?

Las quejas sobre este asunto suelen ir dirigidas en general al gran volumen de mercancías transportadas por Amazon vía aérea. El gigante estadounidense ha asegurado a Euronews que sus nuevas instalaciones "incorporan los últimos avances en materia de eficiencia energética".

Amazon también recuerda como el pasado mes de junio lanzó un fondo de 1690 millones de euros para "apoyar el desarrollo de tecnologías y servicios sin carbono". Sobre la creación en Francia de nuevos centros logísticos, no obstante, la empresa ni confirma ni desmiente.

Las autoridades locales estiman que el nuevo almacen de Amazon cerca de Lyon crearía más de 1000 puestos de trabajo, contribuyendo así al notable aumento de empleados de esta compañía en Europa, especialmente en países como Alemania, Reino Unido o Polonia.

Amazon
Creación de empleo de Amazon en EuropaAmazon

Pero no es oro todo lo que reluce, y es que la expansión de Amazon podría estar destruyendo a su vez, de manera indirecta, casi más empleos de los que genera. Según una estimación del ex secretario de Estado de Asuntos Digitales de Francia, Mounir Mahjoubi, en 2018 más de 8000 personas habrían perdido su trabajo a causa de Amazon en este país.

"Las estimaciones muestran que por cada trabajo creado por Amazon se destruyen 2,2 en la economía local. Más allá de esto, estos trabajos son precarios y no sostenibles ya que Amazon robotiza mucho sus almacenes", sostiene por su parte Montagut.

Para Lola Lebreton, copropietaria de una librería en Lyon de más de 100 años de antigüedad, el impacto de la supremacía comercial de Amazon se ha hecho notar durante los últimos diez años con una importante bajada de los precios y con unas dolorosas consecuencias para sus ventas por Internet:

"La venta de libros online representaba el 25 por ciento de nuestra facturación hace diez años", recuerda la librera. "Ahora se ha desplomado a sólo un cinco o un 10 por ciento".

La ministra de Medio Ambiente de Francia ya se ha declarado partidaria de suspender la construcción de nuevos almacenes de Amazon, que actualmente es objeto de varias investigaciones. En Alemania, los reguladores investigan a Amazon por abuso de posición dominante con otros minoristas, y la Unión Europea también sospecha que la compañía podría estar violando las normas de competencia.