Última hora
This content is not available in your region

Alexei Navalny se encuentra "estable" en un hospital de la capital alemana

euronews_icons_loading
Alexei Navalny se encuentra "estable" en un hospital de la capital alemana
Derechos de autor  AP/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Tras días de incertidumbre, el opositor ruso Alexei Navalny se encuentra "estable" en el principal hospital de la capital alemana, así lo ha confirmado uno de sus portavoces. Desde el hospital aseguran que están haciendo exámenes exhaustivos para poder elaborar un diagnóstico y arrojar algo de luz sobre la causa de su intoxicación.

El opositor ruso se encuentra en coma inducido desde este jueves tras ser presuntamente envenenado, sus partidarios no dudan en señalar al Kremlin como el responsable de lo ocurrido.

El traslado desde Siberia en un avión medicalizado se autorizó este mismo viernes, tras la negativa inicial de los médicos.

Según la doctora habitual de Navalny, esta negativa a autorizar su traslado perseguía ganar tiempo, porque en unos días podría ser imposible detectar sustancias tóxicas en el organismo del opositor.

Versiones contradictorias

Las versiones del hospital ruso donde estaba siendo tratado han sido contradictorias. En un primer momento se afirmó que no habían encontrado rastros de veneno en los análisis realizados, mientras que uno de los portavoces de Navalny aseguró que personal del centro había comentado el hallazgo de veneno mortal en su cuerpo.

Ante la falta de respuestas, el Tribunal de Estrasburgo ha solicitado al Gobierno ruso el informe médico de Navalny, además de información sobre el tratamiento que recibió en el hospital ruso de Omsk.

Blanco de ataques pro-Kremlin

Como muchos otros políticos de la oposición en Rusia, Navalny ha sido el blanco de ataques por parte de grupos pro-Kremlin. En 2017, fue atacado por varios hombres que le arrojaron antiséptico en la cara, sufriendo daños en uno de sus ojos.

El año pasado, tuvieron que trasladar a Navalny de urgencia a un hospital desde la cárcel en la que estaba cumpliendo condena. En ese momento su equipo también sospechó que podía haber sido envenenado. Por su parte, los médicos aseguraron que tuvo una reacción alérgica grave y lo enviaron de vuelta al penal tras 24 horas.