Última hora
This content is not available in your region

Decenas de miles de personas reclaman en Minsk el fin de la era Lukashenko

euronews_icons_loading
Decenas de miles de personas reclaman en Minsk el fin de la era Lukashenko
Derechos de autor  AP Photo/Dmitri Lovetsky
Tamaño de texto Aa Aa

Jornada histórica en Bielorrusia. Decenas de miles de personas han salido este domingo a las calles de la capital, Minsk, en protesta por los recientes resultados electorales y exigiendo el fin de la era Lukashenko y la convocatoria de nuevas elecciones.

La manifestación de este domingo viene a ser el segundo capítulo de lo sucedido hace siete días en Minsk, donde se dieron cita cerca de 200.000 personas.

Pero no solo en Bielorrusia: Letonia, Lituania o República Checa también son escenario de movilizaciones contra el Gobierno de Lukashenko y sus medidas represivas durante los últimos días, con la detención de hasta 7000 personas.

Desde el exilio, en Vilna, la líder del movimiento opositor, Svetlana Tijanóvskaya, animaba a los manifestantes a seguir presionando por el cambio:

"Creo en nuestro pueblo y estoy segura de que no perderemos esta oportunidad", decía Tijanóvskaya. "Y de todos modos, aunque este movimiento se ralentice o se calme un poco, nuestro pueblo ya no aceptará a nuestro presidente. Hemos cambiado, nuestras mentes han cambiado. Y ya nunca podremos estar bajo este presidente y estas autoridades. Lucharemos hasta la victoria, hasta que consigamos los cambios en nuestro país".

Lee: Lukashenko ordena tomar medidas más severas.

La tensión no solo aumenta en Bielorrusia sino también en los países involucrados de una manera u otra en esta crisis política. Lituania ha tenido que negar tajantemente este domingo las acusaciones de Lukashenko en las aseguraba que tropas de la OTAN en este país estaban avanzando hacia la frontera con Bielorrusia.

Y es que el recientemente reelegido presidente sigue viendo en todo este movimiento en su contra una conspitración tanto de la Unión Europea como de Estados Unidos para desbancarle tras 26 años en el poder, hasta el punto de haber ordenado a su ejército reforzar la vigilancia en sus fronteras.