Última hora
This content is not available in your region

Bull, la droga más peligrosa, se instala en las calles de Hungría

euronews_icons_loading
Bull, la droga más peligrosa, se instala en las calles de Hungría
Derechos de autor  from Euronews video
Tamaño de texto Aa Aa

La droga de diseño más peligrosa circula ya por las calles de Hungría. Llamada Bull (Toro) y procedente de China, ha matado a más de 10 personas en los últimos meses. La sustancia solo está presente en cinco países de la Unión Europea, pero Hungría tiene un largo historial con las drogas de diseño, porque son potentes y muy baratas.

Esa fue la razón por la que István se enganchó a ellas. Ahora está en un centro de rehabilitación y está limpio. Pero hubo momentos muy duros...

"Tenía problemas todos los días. No podía cumplir con nada de lo planeado. Solo estaba motivado para hacer algo cuando estaba drogado", cuenta István Vince, exdrogadicto.

István ahora quiere vivir una vida normal, con una esposa e hijos. Todos los residentes tienen una historia diferente, pero todos buscaron alivio en las drogas en algún momento.

"Es una mala solución, pero una solución a sus problemas. Para mitigar algo que duele, para olvidar las carencias con las que tuvieron que vivir en su infancia. O para aliviar su ansiedad, algo que no pueden hacer en su día a día. Por ejemplo, acercarse a una chica y hablar con ella, o encajar en algún lugar, para encontrar un lugar donde se sientan aceptados", explica Balázs Kozák, terapeuta.

El Bull es extremadamente peligroso, sus usuarios a veces se vuelven locos. Y lo pueden conseguir por menos de un euro.

"Lo más probable es que lo utilicen muchas personas, porque es una sustancia muy barata. Un paquete se puede dividir en dos o incluso tres dosis, y a veces se puede comprar un paquete por 500 florines", señala Ibolya Csákó, policía.

La Policía húngara se toma muy en serio el tema y parece que la situación ha mejorado un poco

"Este es quizás el túnel más peligroso de Budapest. Según los vecinos, varias personas sufrieron robos hace unos días por parte de drogadictos. Pero gracias a los controles policiales regulares, ahora todo está tranquilo", afirma Ádám Magyar, periodista de Euronews.