Última hora
This content is not available in your region

La Mostra de Venecia apuesta por el cine y planta cara a la COVID-19

euronews_icons_loading
La Mostra de Venecia apuesta por el cine y planta cara a la COVID-19
Derechos de autor  Joel C Ryan/Joel C Ryan/Invision/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Este año, en Venecia, no habrá tanto glamur como en otras ocasiones. Los organizadores del prestigioso Festival de cine que se celebra en torno a la 'Ciudad de los Canales' apuestan por la seguridad, ante el coronavirus, al mismo tiempo que tratan de mantener el prestigio del evento. En esta ocasión, los cinéfilos y curiosos no podrán hacerse una foto con sus celebradidades favoritas. Los actores y directores que estarán presentes en la cita tendrán que utilizar mascarillas y respetar las directrices establecidas para un festival que ha decidido plantar cara a la COVID-19.

"Queríamos enviar un mensaje positivo. Un mensaje de optimismo y aliento. Queríamos ser solidarios con el mundo del cine, en general, con los directores, los productores... con toda la gente involucrada. Pero también queríamos enviar una señal a todos los cines. Tenemos que reiniciar el sistema. No podemos hacer frente a otro cierre prolongado o a vivir aislados como en los últimos meses. Tenemos que devolver a la audiencia una señal de confianza", declara Alberto Barbera, director del Festival Internacional de Venecia.

"La lucha contra el coronavirus y el distanciamiento social están representados por un muro que refleja la principal razón por la que el público no puede disfrutar plenamente de la experiencia. Los ciudadanos que han vivido en esta zona durante mucho tiempo notan la diferencia con respecto a otros años", declara Giorgia Orlandi, corresponsal de Euronews en Venecia.

"Ver a los actores y a todos los demás artistas que acuden al evento es lo más emocionante. De acuerdo, ahora no podemos pedirles autógrafos pero, al menos, deberían habernos permitido tener la posibilidad de verlos", declara una residente aficionada al cine.

"Es algo indecente y vergonzoso. Que no nos tomen el pelo a los ciudadanos. ¡Deberían haberlo organizado en un lugar diferente! No puede ser que parezca una burla para nosotros, los que residimos aquí, ni para todas las personas que vienen desde los diferentes rincones del mundo para ver a los actores y se van a encontrar con un lugar blindado", afirma otra ciudadana.

La experiencia del confinamiento se ha convertido en una fuente de inspiración. "Molecole", un documental de Andrea Segre, es el punto de partida de la Mostra. Narra una historia sobre Venecia, ciudad que se ha convertido en la metáfora del enorme sufrimiento de Italia debido a la pandemia.

"Traté de investigar el tema de que nuestras vidas son inevitablemente limitadas. Esto es algo de lo que la pandemia nos ha obligado a darnos cuenta. Así que.... ¿Qué enseñanza podemos sacar de esto? Creo que nos enseña a convivir con aquello que es inevitable y frágil sin tener que luchar contra ello", señala Andrea Segre, director de 'Molecole'.

El sentido del Festival de Venecia radica, en esta ocasión, en la valiente decisión de los organizadores de seguir adelante con el evento. La suya es una declaración de intenciones, con un mensaje de esperanza para una industria que lucha por superar la crisis provocada por el patógeno.