Última hora
This content is not available in your region

Exministro español se declara inocente ante jueza argentina y niega genocidio

El exministro Rodolfo Martín Villa en una imagen de archivo
El exministro Rodolfo Martín Villa en una imagen de archivo   -   Derechos de autor  PIERRE-PHILIPPE MARCOU/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

El exministro español Rodolfo Martín Villa defendió este jueves su inocencia ante la jueza argentina María Servini, por las muertes de 12 personas entre 1976 y 1978 cuando formaba parte del Gobierno, y por la que lo investiga en el país latinoamericano y dijo que "es imposible que hubiese un genocidio en la Transición", como le atribuyen los hechos de la la llamada "querella argentina"

El exministro español, figura destacada durante ese periodo político que se abrió en España tras la muerte del dictador Francisco Franco, afirmó que le pareció la acusación "mostruosa", según su defensa.

Martín Villa compareció hoy ante la jueza por vía telemática desde el Consulado de Argentina en Madrid para responder ante las acusaciones que pesan sobre él.

MARTÍN VILLA, EL POLÍTICO DE MÁS PESO EN LA QUERELLA

El exministro español es el exdirigente de más alto rango político que ha realizado una declaración ante la Justicia por crímenes derivados de la Transición.

"He venido a defenderme, porque me rebelo a vivir en presunción de culpabilidad en vez de presunción de inocencia, pero sobre todo defender que es imposible que en la Transición hubiese un genocidio", manifestó a la jueza, según afirmaron a Efe fuentes de su defensa.

Sus abogados subrayan que declaró voluntariamente "para hacer frente a las falsedades de la querella argentina", que le atribuye delitos de genocidio y crímenes de lesa humanidad.

El exministro defendió que la Transición "fue justamente lo contrario a un genocidio. Antes de las elecciones de 1977, por primera vez en muchos años no quedó un solo preso político en las cárceles españolas ni un solo español exiliado en el mundo".

Servini, que investiga los supuestos crímenes cometidos durante la dictadura franquista española, citó a declarar este jueves al exministro por vía telemática, después de numerosos retrasos.

Estaban la jueza, el fiscal, el secretario judicial y el letrado de Martín Villa desde Argentina; y aquí el imputado junto al cónsul y secretario de la Embajada. Solo los abogados querellantes no han estado presentes, porque no les habilita la ley argentina.

Tras la declaración indagatoria de esta tarde, la jueza dispondrá de un plazo de diez días para acordar o no el procesamiento del exministro, aunque puede pedir una prórroga.

Servini tiene tres escenarios, según la legislación argentina: el archivo o sobreseimiento definitivo para el exministro, una decisión que es recurrible; que acuerde la falta de mérito, esto es le mantiene imputado pero no tiene prueba para procesarlo, por lo que se abre otro plazo para aportar más prueba; o que le procese.

EL LARGO CAMINO DE LA “QUERELLA ARGENTINA”

Después de agotar todas las posibilidades en España para poder juzgar los crímenes ocurridos durante la Guerra Civil española (1936-1939) y la posterior dictadura franquista (1939-1975), un grupo de víctimas vio una puerta abierta cuando la jueza argentina María Servini decidió abrir un caso tras las denuncias en ese país.

La Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los Crímenes del Franquismo (CEAQUA) presentó en 2010 una querella en el país sudamericano -donde existe el principio de justicia universal- para investigar los crímenes relacionados con el franquismo.

En 2014, Servini emitió una orden internacional de detención contra el exministro y solicitó su extradición a Argentina, aunque nunca se llevó a cabo, y la declaración, tras varios aplazamientos, se produjo hoy.

Las víctimas en la denominada 'querella argentina' confían en que la jueza "no acepte presiones" derivadas de las cartas de los cuatro expresidentes del Gobierno en apoyo al exministro Rodolfo Martín Villa, que el acusado aportó a la causa.

MANIFESTACIONES DE POYO A LA DEMANDA

Decenas de personas se manifestaron hoy a las puertas de la Embajada de Argentina en Madrid contra la impunidad, mientras declaraba el exministro, con la presencia de algunos familiares de las víctimas y representantes de organizaciones que han apoyado la querella durante estos años.

"Mi hermano fue un crimen de terrorismo de extrema derecha, pero la policía nunca ha tenido intención de localizarlo. Tratamos que el responsable político, en este caso, Martín Villa, responda ante la justicia”, declaró a Efe Manuel Ruiz, hermano del asesinado Arturo Ruiz”.

Al lugar también se acercaron dos miembros del partido de ultradereha Vox, que han aparecido con una gran pancarta que decía: “Solo España juzga a España”. Uno de los miembros ha declarado a Efe que se presentaba en dicha protesta para denunciar la intromisión de otro país en la soberanía nacional, en este caso en la justicia.

Agencia EFE