Última hora
This content is not available in your region

La juventud libanesa huye de un país en ruinas

euronews_icons_loading
Una joven libanesa observa desde su casa los destrozos tras la explosión en Beirut
Una joven libanesa observa desde su casa los destrozos tras la explosión en Beirut   -   Derechos de autor  Hussein Malla/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Desde la devastadora explosión en el puerto de Beirut, el Líbano ha experimentado un notable aumento de la emigración. Los libaneses abandonan o tratan de abandonar su país, empujados por la falta de esperanza en un Estado en el que, según dicen, la corrupción y el abandono han sido endémicos durante años.

Cansados de la crisis económica y de la profunda agitación política, Bernard Nasr, ginecólogo, y su esposa Doris, radióloga, padres de dos niños, dicen que no tienen otra opción que irse para siempre.

"Después de 15 o 16 años de estudios y especialización nos encontramos sin ingresos. La explosión fue el detonante para que decidiéramos salir de nuestro país", explica Bernard.

"Cada político libanés es responsable de lo ocurrido en los últimos treinta años. Queremos que nuestros hijos vivan en un país pacífico donde estén a salvo", añade Doris.

Los pasajeros que salen diariamente del Líbano han aumentado un 36% desde la explosión de Beirut, según una empresa de investigación local. Google Trends indica que los términos "emigrar del Líbano" nunca habían sido tan buscados en los últimos diez años.

Fuga de jóvenes talentos: "Todos mis amigos rellenan formularios de emigración"

Muchos jóvenes han perdido la poca esperanza que les quedaba en el sistema.

"No puedo invertir aquí, es muy arriesgado invertir nuestro talento y nuestros proyectos y todo. Además, mentalmente, no es nada saludable -afirma Rana Mousallem, diseñadora de interiores-. Todos los días nos despertamos con un nuevo problema. Todos mis amigos hacen lo mismo, rellenan todos los formularios de emigración".

Macron lidera la presión internacional para que se implementen reformas

En su segunda visita al país, el presidente francés, Emmanuel Macron, envió un duro mensaje a los líderes del Líbano: o implementan las reformas que desbloquearán la ayuda internacional o se enfrentarán a sanciones.

Macron presentó una detallada hoja de ruta para el próximo Gobierno que incluye, entre otras medidas, la reanudación inmediata de las conversaciones con el FMI, la auditoría del Banco Central y la reestructuración del paralizado sector eléctrico. También establece un plazo de 15 días para formar un nuevo gabinete. La cuestión es si esto lo llevará a cabo la misma élite política de siempre o habrá un cambio.

La analista política Lamia Moubayed cree que hay mucho en juego. "Creo que con esta presión internacional coordinada, que está liderando el presidente Macron y que definitivamente está pidiendo un resultados, se juega su capital político. Está siendo ayudado por un burócrata muy competente de la diplomacia francesa que conoce muy bien el Líbano y a los libaneses".

Se estima que la diáspora libanesa supone más del triple de la población del país debido a las anteriores olas de emigración y a la inestabilidad histórica del Líbano.

Erguida, pese a la devastación, se alza la estatua del inmigrante libanés, como recordando a los ciudadanos que su patria cuenta con ellos. La fuga de cerebros está vaciando al Líbano del talento que necesita para la reconstrucción. Y, si esta tendencia continúa, los expertos advierten que el futuro será sombrío.