Última hora
This content is not available in your region

La policía bonaerense arranca al Gobierno una polémica subida de sueldo

euronews_icons_loading
Un policía bonaerense alza una bandera de Argentina durante las protestas
Un policía bonaerense alza una bandera de Argentina durante las protestas   -   Derechos de autor  Natacha Pisarenko/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Alivio en el Cuerpo tras tres días de tensas protestas callejeras que han puesto en guardia al Gobierno argentino. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, ha anunciado un más que esperado aumento salarial para los policías bonaerenses, que pasarán a cobrar 40.000 pesos, unos 500 euros mensuales, equiparándoles el sueldo al que perciben los agentes de la capital. Entre otras cosas, los policías de la provincia se quejan de que el salario no les llega para vivir, de que están mal pertrechados y de que sus condiciones de trabajo son lamentables. Kicillof también ha anunciado otras mejoras ligadas a la función de este cuerpo policial.

La protesta, inédita, causó un gran malestar entre la clase política, ya que, por ley, los policías tienen prohibido manifestarse. Y esto explica en parte el tono empleado por el presidente del país, el peronista Alberto Fernández, que ha calificado el comportamiento de los agentes de "inadmisible" y ha afirmado que "(La protesta) no se puede prolongar en el tiempo".

Finalmente, para resolver el conflicto Fernández ha retirado casi 400 millones de euros de fondos destinados a la Ciudad de Buenos, controlada por la oposición, para entregárselos al Gobierno provincial, en manos del peronista Kicillof. Esta decisión ha levantado ampollas en algunos sectores.