Última hora
This content is not available in your region

La policía griega inicia el traslado de miles de refugiados del campo de Moria al de Kara Tepe

euronews_icons_loading
La policía griega inicia el traslado de miles de refugiados del campo de Moria al de Kara Tepe
Derechos de autor  Petros Giannakouris/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Adiós definitivo a Moria. La policía griega inició este jueves el traslado al campamento de Kara Tepe de las miles de personas refugiadas que desde hace días acampan en los alrededores del campo incendiado. La operación arrancó a las ocho de la mañana con el traslado de los 450 primeros refugiados.

Según informa desde el lugar el corresponsal de Euronews en Lesbos, Apostolos Staikos, 70 agentes de la policía griega ataviados con sus trajes de protección ante el coronavirus han salido desde muy temprano a la calle para hablar con los refugiados y los migrantes. Les explican que no hay ninguna razón para quedarse en la calle, que no van a ganar nada con ello.

Afortunadamente muchos de ellos han sido convencidos y esta mañana 450 han llegado al punto de registro y 250 de ellos ya están en el interior de campo de Kara Tepe. Staikos también recuerda que para poder entrar es necesario hacerse la prueba de COVID-19. En el momento de mandarnos sus crónica 56 personas habían dado positivo y puestas en aislamiento.

Lee: Cinco detenidos por provocar el incendio que arrasó el campo de Moria.

Hasta este miércoles habían entrado 1800 refugiados e inmigrantes en el campo y este jueves las autoridades griegas pretenden introducir a 3000 más, por lo que se espera que esta noche haya 5.000 personas bajo un techo donde poder dormir, además de con acceso a comida, agua, baños y atención médica.

Staikos también confirma la presencia en el campo del ministro de Orden Público, Michalis Chrysochoidis, que confirmaba la intención del Gobierno heleno de que antes de la próxima Pascua todos estos refugiados hayan abandonado la isla. La mitad de ellos antes de Navidad.

Nuestro corresponsal confirma a su vez que a medida que pasan las horas cada vez más gente se convence de que quedarse en la calle no tiene sentido, por lo que acaban yendo al nuevo campo, con las pocas pertenencias que les quedan, para ser registrados.