Última hora
This content is not available in your region

Los refugiados del Campo de Moria claman por su libertad

euronews_icons_loading
Los refugiados del Campo de Moria claman por su libertad
Derechos de autor  Thanassis Stavrakis/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Con botellas de plástico y pancartas hechas con cartones de la basura, los migrantes de la isla griega de Lesbos claman por su libertad.

Han pasado tres noches al raso después de que los incendios arrasasen el Campo de Moria, el más grande de Europa. Esta ha sido su respuesta al nuevo campo que construye Grecia para albergarles.

"Moria se ha quemado, es pasado y ahora no tenemos donde quedarnos". Esto es lo que dicen los aproximadamente 3.000 refugiados y migrantes que protestan y piden a la policía que les dejen ir al puerto. Quieren que los estados miembros de la Unión Europea que acepten algunos refugiados.

"Hemos vivido aquí durante dos años. No podemos quedarnos aquí mucho más. La policía es una vergüenza. No podemos vivir aquí, hay muchos problemas", asegura Abdul Karim, un migrante de Afganistán.

"No quiero comida, no quiero agua, no quiero primeros auxilios. Sólo quiero que Grecia nos deje salir de Moria. Eso es lo que necesitamos, por favor", pide a Euronews Salina Qurbani.

Europa se da por aludida

Son varios los estados miembro que han ofrecido su ayuda enviando artículos de primera necesidad. Y una decena de países se han ofrecido a acoger a los casi 400 menores no acompañados.

"Haremos todo lo posible para poner a todos los gobiernos europeos de nuestro lado en este nuevo comienzo. Porque Europa no puede fracasar dos veces en algo tan importante", señala Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión Europea.

Grecia insiste en una solución común.

"Puede que se necesitase una tragedia así para concienciar de nuevo a la población, para que todos en Europa se den cuenta de que los países de llegada, los que tienen las fronteras exteriores de Europa, no pueden manejar solos este problema", ha recordado Kyriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia.

Por su parte el Gobierno alemán también ha expuesto su postura.

"Pero si nosotros, como República Federal de Alemania, creemos que podemos resolver la política europea de migraciones por nuestra cuenta, entonces repetiremos lo sucedido en 2015. Ya no habrá una solución europea, no habrá una solución europea", ha defendido Horst Seehofer, ministro de Interior de Alemania.

Europa debate qué hacer y la situación en Lesbos se complica. Se ha perdido la pista de los 35 casos que dieron positivo hace una semana.