Última hora
This content is not available in your region

El Sí en Italia refuerza a la coalición gubernamental

euronews_icons_loading
Recuento tras el referéndum constitucional
Recuento tras el referéndum constitucional   -   Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

La victoria del Sí en el referéndum, en Italia, sobre el recorte de un tercio de los parlamentarios fortalece a la coalición gobernante, formada por el Partido Demócrata (PD) y el Movimiento 5 Estrellas, y demuestra una tendencia italiana: el odio a la política y los políticos profesionales.

"Parece que los sentimientos antipolíticos todavía son bastante fuertes en Italia, porque la razón por la que la mayoría de los votantes han votado a favor de las reducciones de parlamentarios, en mi opinión, es que querían tener políticos menos profesionales", señalaGiovanni Orsina, profesor de ciencias políticas y director de la Escuela de Gobierno de la Universidad Luiss de Roma.

Este referéndum reduce los diputados de 630 a 400 y los senadores de 315 a 200. El recorte se aplicará a partir de la próxima legislatura. El ahorro estimado será de algo menos de 50 millones de euros al año.

Salvini, debilitado

El desenlace del referéndum constitucional, con casi el 70% (69,64%) de los votos a favor del Sí frente a un 30,36% que votó No, ha debilitado especialmente al líder de la ultraderechista la Liga, Matteo Salvini, tal y como explica nuestra corresponsal en Roma.

"Un resultado que sin duda fortalece a la coalición gobernante y da esperanzas de que este Gobierno llegue ileso a las próximas elecciones. El Partido Demócrata se fortalece dentro del Ejecutivo y logra frenar el avance del centro derecha y en particular de la Liga de Salvini", explica Giorgia Orlandi, Euronews.

El PD recupera valor a nivel territorial

El referéndum coincidió, este domingo y lunes, con elecciones locales y regionales. El PD, que ya había conseguido mantener la región de Emilia Romaña en las elecciones de enero, mantiene las presidencias de las regiones sureñas de Apulia, Campania y también la "roja" Toscana, histórico bastión de la izquierda, pero donde a pesar de haber gobernado siempre había perdido apoyos.