Última hora
This content is not available in your region

CONVAT, un biosensor para detectar coronavirus en humanos y murciélagos

euronews_icons_loading
CONVAT, un biosensor para detectar coronavirus en humanos y murciélagos
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Son multitud los científicos europeos que, en distintas especialidades, trabajan incansablemente para detener la pandemia. En la etapa en la que nos encontramos el diagnóstico es esencial. En el Instituto de Nanotecnología de Barcelona, el equipo de la profesora Laura M. Lechuga está desarrollando un nano-biosensor para la detección rápida de COVID-19.

"Sería un dispositivo que con tomar una muestra de saliva, colocarla y esperar unos minutos sabríamos si estamos infectados o no. Además nos daría el valor de la carga viral que tiene quien se ha hecho la prueba".

Las pruebas pueden realizarse sin necesidad de personal especializado. ¿Pero cómo funciona este dispositivo? Se adjunta un preparado biológico a los chips sensibles a la luz para "atrapar" el virus.

Esta trampa de fluidos actúa como cebo de la proteína S del coronavirus. Los investigadores están inyectando compuestos inactivos de CoV-2 del SARS en el biosensor. Los rayos de luz insertados en el chip capturan la presencia y la cantidad de virus en la muestra. La detección es a nanoescala.

Este proyecto europeo se llama CoNVat.Su presupuesto total es de 2.547.152 euros procedentes de los fondos europeos para la investigación y la innovación, en sinergia con la Política de Cohesión Europea. Este proyecto de dos años se lleva a cabo en colaboración con centros especializados de España, Francia e Italia.

Los socios son la Universidad de Barcelona, Universidad de Aix-Marseille y el Instituto de Enfermedades Infecciosas de Roma.

El nuevo dispositivo no sólo se utilizará para detectar la COVID-19, sino que también ayudará a prevenir futuras pandemias.

El ecoepidemiólogo experto en murciélagos Jordi Serra-Cobo forma parte del proyecto. Estudia los animales "reservorio", como los murciélagos de los Pirineos. Los murciélagos pueden tener hasta tres mil coronavirus: "Es importante conocer qué tipos de coronavirus están en estas poblaciones de murciélagos para poder estimar cuáles de ellos pueden realizar el salto de especie, no directamente a nosotros; sino también a especies intermediarias".

Actualmente el material genético de los murciélagos se analiza en el laboratorio mediante técnicas de PCR. Pero el año que viene, los biosensores CoNVAt permitirán tomar muestras de los animales "huéspedes" in situ, de forma más rápida, eficiente y económica.

Los socios franceses del proyecto están proporcionando el material biológico para el dispositivo, mientras que los italianos llevarán a cabo las pruebas clínicas.

La investigadora principal de CoNVat Maria Soler, experta en nanotecnología aplicada a la medicina,explica el estado actual del proyecto: "Lo que estamos haciendo ahora es poner toda esta tecnología en cartuchos que serían portátiles. El aparato se conectaría a un dispositivo móvil o a una tableta y tendríamos los resultados en 10 minutos".

Se espera que los ensayos clínicos comiencen antes de finales de 2020.