Última hora
This content is not available in your region

Absuelto el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, por el caso Bankia

euronews_icons_loading
Rodrigo Rato durante su comparecencia en la comisión de investigación del Congreso
Rodrigo Rato durante su comparecencia en la comisión de investigación del Congreso   -   Derechos de autor  Andres Kudacki/AP
Tamaño de texto Aa Aa

La Audiencia Nacional española ha absuelto al ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato, por la salida a bolsa de Bankia, en su época de presidente de esta entidad financiera, entre 2010 y 2012.

La sentencia, publicada este martes, absuelve a los 34 acusados, entre ellos Rodrigo Rato, de los delitos de estafa a los inversores y falsedad contable por los que fueron procesados.

El tribunal considera que la salida a bolsa de Bankia obtuvo el beneplácito de todos los supervisores nacionales, como el propio Banco de España, y considera que el folleto contenía una "amplia y certera" información financiera y no financiera, y destaca que en el juicio solo se expusieron actitudes genéricas de los acusados y no actos concretos.

Poco tiempo después, Bankia tuvo que ser intervenida por el Estado al detectarse un agujero de 3.000 millones de euros en sus cuentas.

Una entidad que recibió 22.000 millones de euros fondos públicos durante la crisis financiera.

Vía libre para que Rato pueda salir de la cárcel

Tras su absolución por la salida a bolsa de Bankia, el ex director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato tiene ahora vía libre para obtener el régimen de semilibertad, ya que a finales del pasado año cumplió más de un cuarto de la condena que le mantiene en prisión.

Rato, que fue vicepresidente del Gobierno español y ministro de Economía, era uno de los 34 acusados de un delito de estafa a inversores y falsedad contable por una supuesta manipulación de las cuentas del banco para su salida a bolsa, por el que la fiscalía pedía para él ocho años y medio de prisión.

Sin embargo, desde octubre de 2018 cumple una pena de cuatro años y medio de cárcel por el uso indebido de tarjetas de crédito de Caja Madrid, una de las siete entidades financieras que conformaron Bankia y que él presidía.

Pese a que desde diciembre pasado podía haber accedido a ese régimen de semilibertad, este beneficio le ha sido denegado hasta ahora con el argumento de que aún estaba pendiente de la sentencia por la salida a bolsa de Bankia.

En España, la "semilibertad", por lo general, se suele conceder a los reos que hayan cumplido al menos un cuarto de su condena, aunque también puede decretarse a tenor de otros aspectos como la personalidad, el historial individual, familiar o social del interno, la duración de las penas o el medio al que retorna.

Ahora, una vez conocida la sentencia por la salida a bolsa de Bankia y la absolución de Rato por parte de los tribunales, tiene vía libre para acceder a ese beneficio penitenciario y poder abandonar la prisión, de la que ha salido en contadas ocasiones.

Aún así, Rodrigo Rato sigue teniendo abierto otro frente judicial desde 2015, cuando un juzgado de Madrid inició una investigación sobre el origen de su patrimonio, pendiente aún de juicio y en la que se enfrenta a cuatro años de prisión y a una multa de 2,5 millones de euros.