Última hora
This content is not available in your region

Terremoto en Navarra: más de 40 réplicas desvelan a esta región del norte de España

El epicentro del terremoto.
El epicentro del terremoto.   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Muchos en Navarra no han podido dormir esta noche. Dos terremotos, de 4,6 y 4,4 grados en la escala de Richter, y más de 40 réplicas han quitado el sueño este jueves a los habitantes de esta región al norte de España.

"Es bastante angustioso ver crujir o escuchar crujir el edificio en el que vives y ver cómo se mueven las cosas, que estuvieron oscilando unos 5 segundos", dijo el sismólogo navarro Antonio Aretxabala en una entrevista con la emisora de radio Euskadi Hoy, en la que aseguraba que su conocimiento de la teoría no le había ahorrado el susto.

El epicentro del terremoto se situó en Lizoáin, a 19 kilómetros de la ciudad de Pamplona. Allí la tierra tembló por primera vez, dos minutos pasada la medianoche.

Entonces se comenzaron a suceder las réplicas, que superaron las 40 y también despertaron a vecinos de las limítrofes regiones de Aragón y La Rioja.

La más intensa, un nuevo terremoto de 4,4, llegó pasadas las 2 de la mañana, hora local.

Este fue el que más se sintió en el barrio del sismólogo Antonio Aretxabala, al norte de Pamplona. "Hemos tenido una noche bastante angustiosa, porque yo a las 4 de la mañana era incapaz de dormir, es que no paraban, ha sido bastante angustioso".

El enjambre sísmico navarro

A pesar del miedo, Aretxabala sabía que los temblores no podrían llegar a ser catastróficos como los que se han visto al otro lado del océano Atlántico, en Chile o en California, por ejemplo. "La forma en la que están distribuidas las fracturas `[de la corteza terrestre] no tienen nada que ver".

Según explicó en la radio, por las fallas en las que se sitúa la región española, los seísmos nunca van a alcanzar los 7 u 8 grados en la escala de Richer. "Aquí lo que tenemos es una especie de un montón de fichas de dominó tiradas en horizontal encima de un mesa, entonces al moverse una se mueven todas las que están al lado".

"Esta es una zona donde la corteza está muy fracturada, hay muchas pequeñas fallas y se animan, cuando empieza una, se animan las demás", añadió, señalando que una de las características de la sismicidad local, que explicaría las decenas de réplicas, es que es "muy contagiosa, enseguida se extiende".

Lo que ocurrió anoche no fue del todo nuevo en Navarra. El Instituto Geográfico Nacional registró más de 240 movimientos sísmicos desde agosto en la zona entre el valle de Egüés y comarca de Pamplona.

Los temblores en las redes

Muchos de los navarros desvelados se refugiaron en las redes sociales para compartir y confirmar sus experiencias tras sentir los temblores. La mayoría desahogaron la angustia con humor.