This content is not available in your region

Donald Trump y su esposa Melania, positivo por COVID-19, en cuarentena a 32 días de las elecciones

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez  con EFE
euronews_icons_loading
Donald Trump llega a la Casa Blanca después de un desplazamiento (01/10/2020)
Donald Trump llega a la Casa Blanca después de un desplazamiento (01/10/2020)   -   Derechos de autor  Carolyn Kaster/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

Donald Trump y su esposa Melania, contagiados por COVID-19. El presidente de Estados Unidos lo ha confirmado en su cuenta de twitter. El mandatario había anunciado horas antes que ambos se habían puesto en cuarentena, después de que Hope Hicks, una sus más próximas colaboradoras, diese positivo en el test de coronavirus.

"Esta noche la primera dama y yo hemos dado positivo por COVID-19. Comenzaremos nuestra cuarentena y nuestra recuperación inmediatamente. Superaremos esto juntos", publicaba.

El médico personal de Donald Trump, Sean Conley, publicaba después el siguiente comunicado:

Doy a conocer la siguiente información con el permiso del Presidente Donald J. Trump y la Primera Dama Melania Trump.

Esta tarde he recibido la confirmación de que tanto el Presidente Trump como la Primera Dama Melania Trump han dado positivo para el virus SARS-CoV-2.

El Presidente y la Primera Dama están bien en este momento, y planean permanecer en casa dentro de la Casa Blanca durante su convalecencia.

El equipo médico de la Casa Blanca y yo mantendremos un control vigilante, y aprecio el apoyo proporcionado por algunos de los más grandes profesionales e instituciones médicas de nuestro país. Tengan la seguridad de que espero que el Presidente siga cumpliendo con sus deberes sin interrupciones mientras se recupera, y les mantendré informados de cualquier novedad.

Poco antes, Donald Trump ya había advertido en la red social el positivo de su asesora: "Hope Hicks ha estado trabajando muy duro, sin tomarse siquiera un descanso. Acaba de dar positivo a la COVID-19. Es terrible", señaló, antes de anunciar que Melania y él inician una cuarentena a la espera de sus resultados.

Hicks y Trump viajaron juntos varias veces esta semana

Hicks, que tiene 31 años, ha viajado varias veces esta misma semana a bordo del Air Force One junto a Trump. Viajaron juntos el martes Cleveland para el primer debate presidencial. Y de nuevo el miércoles a Minesota, donde el mandatario tenía un mitin.

Según medios estadounidenses, fue a la vuelta de ese viaje cuando la asesora empezó a sentirse mal, por lo que fue aislada dentro del propio avión presidencial.

Hicks es la persona más próxima al presidente estadounidense que ha dado positivo hasta la fecha, aunque con anterioridad ya se habían contagiado varios funcionarios de la Casa Blanca, incluida la portavoz del vicepresidente Mike Pence.

Su rival demócrata Joe Biden ha deseado una pronta recuperación a Donald Trump y la primera dama asegurando rezar por la salud y la seguridad del presidente y su familia.

Varios líderes mundiales se han pronunciado en ese sentido, empezando por el primer ministro indio Narendra Modi. La prensa internacional o las redes sociales han reaccionado con estupor e incredulidad a esta situación inédita.

Positivo con 74 años, en plena campaña electoral y a escasas semanas de las elecciones

El coronavirus ha alcanzado al presidente de Estados Unidos en plena campaña electoral y a escasas semanas de las elecciones presidenciales.

Los observadores recuerdan que Donald Trump ha pasado mucho tiempo esta semana con Coney Barret, su nominada para sustituir a la fallecida Ruth Bader Ginsburg en el Tribunal Supremo y toda su familia.

Trump, que se niega a ponerse la mascarilla en público, se ha contagiado con una cierta edad, 74 años, y un ligero sobrepeso, dos de los principales factores de riesgo para desarrollar formas graves de la enfermedad.

Todavía existen dudas sobre el periodo de incubación de la COVID-19 pero se estima que los síntomas pueden tardar entre una y dos semanas en aparecer.

La COVID-19 ya ha dejado en Estados Unidos más de 208.000 muertos del más de un millón de fallecidos que ha provocado en todo el mundo.

Los mercados financieros han reaccionado con nerviosismo, por las implicaciones que tendrá la cuarentena de Trump en la campaña electoral.