Última hora
This content is not available in your region

Cómo convertir cáscaras de almendras en piezas de coche

euronews_icons_loading
Cómo convertir cáscaras de almendras en piezas de coche
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Euronews visitó una cooperativa agrícola en la provincia española de Murcia con 550 socios. Entre otros productos, el año pasado procesó cuatro millones de kilos de almendras. Pero una vez descascarilladas, la cifra es sensiblemente diferente.

Pedro Noguera, presidente del consejo rector de la cooperativa hortofrutícola La Vega de Pliego SCL explica: “De esos cuatro millones de kilos, apenas el 25%, que es un poco más de un millón de kilos, es la propia almendra, la fruta que podemos usar para cocinar y comer, para hacer turrones, o para hacer productos de belleza. Y el 75% restante es la cáscara de almendra, que actualmente se utiliza principalmente como biomasa”.

Científicos de un proyecto de investigación europeo tienen ahora planes más ambiciosos para todas estas cáscaras de almendras.

María del Carmen Garrigós, profesora de Química Analítica de la Universidad de Alicante pone algunos ejemplos:_ "Del limón, por ejemplo, podemos extraer un colorante amarillo, y también algunos aceites esenciales con fragancia de limón que pueden dar tanto fragancia como propiedades antibacterianas al producto final. La granada también proporciona aditivos antibacterianos, y una gama de colores muy amplia, desde el rojo a azul, dependiendo del proceso químico que usemos en el laboratorio. El brócoli nos da un colorante verde, que llama bastante la atención. Y las cáscaras de almendra, una vez trituradas y mezcladas con bioplásticos, pueden dar textura, apariencia, similar al de la madera"._

Sucesivos procedimientos mecánicos a altas temperaturas, baños de agua y bobinados convierten la mezcla en un hilo que puede ser utlizado para construir las partes de los coches deseadas con impresoras 3D. Y ello con propiedades muy determinadas.

Lidia García Quiles, ingeniera industrial en AITIIP Centro Tecnológico, en Zaragoza:"Estamos buscando, al menos, mantener o mejorar las propiedades térmicas y mecánicas -resiliencia a altas temperaturas e impactos- de los materiales comerciales existentes utilizados para impresión 3D o eventualmente en las mismas aplicaciones industriales. También queremos darles propiedades antibacterianas antibacterianas, y fragancias a medida".

El objetivo es poner en valor los derivados de la biomasa y poner en el mercado los productos que pueden ver en este vídeo.